El puerto de Cádiz recupera los cruceros tras el covid La consignataria TUI entiende la "decepción" de los comerciantes

  • Adolfo Luque, responsable en Cádiz de la consignataria TUI: "Tenemos confianza en que los cruceristas puedan entrar en bares y tiendas antes de lo previsto"

Adolfo Luque, primero a la izquierda, junto a las autoridades  mandos del Mein Schiff 2

Adolfo Luque, primero a la izquierda, junto a las autoridades mandos del Mein Schiff 2 / Julio González (Cádiz)

TUI pasará a la historia del puerto de Cádiz por ser la consignataria que se trajo hasta Cádiz el primero crucero con turistas a bordo tras el final de la suspensión de los atraques impuesta por el Gobierno central por culpa de la pandemia del covid.

Y lo ha hecho con matrícula de honor, ya que ha cumplido el difícil papel de cumplir con todas las exigencias de la naviera para que la visita a Cádiz transcurriera sin imprevistos y, sobre todo, con la exigencia de que se cumplieran los protocolos sanitarios para que todos sus cruceristas volvieran a sanos y a salvo a bordo del Mein Schiff para poner rumbo a Málaga.

Adolfo Luque, responsable de TUI en Cádiz, reconoce que esta experiencia es como "una vuelta a empezar", ya que estas primeras escalas son como experiencias piloto en las que las navieras han decidido apostar por la reactivación pero siempre de una manera "muy segura". "Están llevando esta premisa más allá de lo que realmente exigen las actuales circunstancias, pero es necesario que existan estas primeras pruebas para que todo pueda volver a la normalidad lo más pronto posible".

Luque prefiere no hacer vaticinios, pero confía en que a finales de julio o principios de agosto, los cruceristas que lleguen puedan salir con más libertad, no antes sin presentar una documentación sobre la vacunación y siempre que se garanticen una serie de reglas de comportamiento fuera del crucero.

En esta ocasión fueron nueve los grupos de 20 turistas los que optaron por bajar a pie para conocer una parte de la ciudad, siempre con el máximo control de los guías, de manera que, bajo ningún concepto, excepto en una situación de emergencia rompieran los grupos burbuja.

El responsable de TUI en Cádiz dijo que lamentaba la "decepción" de los comerciantes porque "los dos o tres primeros cruceros que lleguen van a resultar un poco decepcionantes porque no van a poder romper la burbuja para entrar en comercios, pero tenemos confianza en que, antes de los previsto, puedan entrar en bares, restaurantes y comercios". Pero, eso sí, Luque pedía a la ciudadanía que comprendieran lo que significaba la llegada de este primer crucero: "Al menos ya están aquí".

Adolfo Luque, que cree que la normalidad total no llegará hasta 2022, afirmó que detecta que estos primeros turistas se bajan del buque con una evidente alegría en sus rostros "porque hay que recordar que son personas que llevan año y medio sin poder viajar, y el hecho de poder salir de sus casas y poder visitar un país como España y una ciudad como Cádiz, con el clima que aquí tenemos, les entusiasma, tal y como nos dicen los miembros de la propia tripulación del buque".

Para poder hacer realidad este sueño, los pasajeros se tienen que someter a continuas pruebas sanitarias a bordo del Mein Schiff 2 desde que se inició la ruta en Palma de Mallorca (Palma, Cartagena, Cádiz, Málaga, Valencia, Barcelona, Palma de Mallorca). Todos entran en el barco con una PCR reciente y con pruebas de antígenos. "Mañana, por ejemplo, al tercer día del crucero se tienen que someter todos a una prueba médica, y luego, al final otra porque tienen que coger un vuelo para retornar a sus casas". "Gracias a todo este control y al cumplimiento estricto de las normas tanto dentro como fuera del buque, no hay que olvidar que este buque lleva tiempo haciendo trayectos por Canarias y no han padecido ningún tipo de incidencia, lo que demuestra que se está haciendo algo bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios