La Historia de Cádiz

Las claves de un patrimonio ignorado

  • Desde las fortificaciones hasta los yacimientos arqueológicos pasando por el legado religioso

Estado en el que se encuentra el interior del arco de San Carlos Estado en el que se encuentra el interior del arco de San Carlos

Estado en el que se encuentra el interior del arco de San Carlos / Jesús Marín

Estas son las claves principales de un rico patrimonio que, en su mayor parte, es ignorado por las administraciones.

Destrozos en el frente de la Puerta de Tierra. Destrozos en el frente de la Puerta de Tierra.

Destrozos en el frente de la Puerta de Tierra. / Jesús Marín

Las fortificaciones

El frente de la Puerta de Tierra está sufriendo un fuerte deterioro en sus lienzos que se une a la ausencia de un plan de uso adecuado para sus bovedas, hoy ocupadas por dos pequeños museos, y por naves que dan cabida a dependencias municipales y actividades privadas, que nada tienen que ver con la historia de este conjunto. Junto a ello, los fosos no se integran en el complejo, uno funcionando como pista deportiva de un centro educativo y otros reconvertido en un parque canino.

La Dirección General de Costas tiene paralizada la recuperación de la muralla marítima. Se han ejecutado varias fases pero la ausencia de un presupuesto impide darle continuidad.

Ya es conocido el abandono del castillo de San Sebastián. Ni hay dinero ni se le espera mientras que lo rehabilitado en 2012, fundamentalmente las casamatas, no tiene ningún uso.

Su posición fronteriza provoca que nadie se acuerde de la muralla de la Cortadura, que pasó a manos del Ayuntamiento hace unos años y que se mantiene también cerrado.

La falta de interés respecto a las fortificaciones mantiene oculta para el gaditano y el turismo que busca referencias culturales los restos de la muralla medieval, incluidos un torre que aún sigue en pie, en el interior del antiguo Hospital de San Juan de Dios.

Estado del Espacio Entrecatedrales. Estado del Espacio Entrecatedrales.

Estado del Espacio Entrecatedrales. / Jesús Marín

Los yacimientos arqueológicos

Uno de los tesoros de la ciudad, el Yacimiento Gadir, está supeditado durante parte del año al uso del teatro bajo el que se encuentra.

En peor situación está el yacimiento de la Casa del Obispo. Su relevancia a la hora de contar nuestra historia no ha impedido que lleve varios años cerrados, tras una larga disputa legal entre el Ayuntamiento y la empresa que en su momento se encargaba de su gestión. Directamente relacionado con este complejo, el Espacio Entrecatedrales muestra señales de abandono y de suciedad claramente visibles.

La Junta no acaba de darle un uso adecuado a la Fábrica de Salazones, que se lleva más tiempo cerrado que abierto, como pasa con los restos localizados en la calle General Ricardos.

Restos expuestos en el parque de Varela. Restos expuestos en el parque de Varela.

Restos expuestos en el parque de Varela. / Jesús Marín

La historia en los espacios abiertos

En algunas zonas ajardinadas de la ciudad se pueden ver restos arqueológicos procedentes de varias etapas de nuestra historia. Son espacios mal aprovechados y peor vendidos al turismo. En Varela se levantó un parque en el que se instalaron réplicas y originales relacionados con el mundo funerarios, a los que se le han añadido otros hallazgos, como una cisterna romana. Aunque dentro del jardín hay información de cada una de estas piezas y dos grandes paneles, nunca se ha promocionado en los puntos de información turística, ni tampoco la villa romana que se ubica en la misma zona. Por si fuera poco, el vandalismo en esta villa, y la conversión del parque arqueológico en un parque canino explican a las claras el escaso interés por su promoción.

Los museos

Buena parte de nuestro legado histórico se guarda en los museos de la ciudad. Desde hace tres décadas está pendiente la conclusión de la ampliación del Museo de Cádiz. Existe un proyecto que se presentó hace décadas, pero ni el PSOE ni el PP, pues ambos han tenido capacidad de mando en los gobiernos central y regional, responsables de esta actuación, han querido sacar adelante este proyecto tan importante para nuestra cultura.

El Ayuntamiento mantiene por su parte el Museo donde se expone la maqueta. Es un edificio coqueto pero con un diseño expositivo muy antiguo, con vitrinas, mapas y planos colgados de las paredes. La maqueta de la ciudad, uno de las joyas de las que disfrutamos, nunca se ha sabido aprovechar pues por si sola merecería un museo. La Iglesia mantiene el Museo de la Catedral, bien cuidado pero con problemas de accesibilidad y sin el gancho de visitantes que sí tiene la seo gaditana.

Uno de los patios del convento de Santa María. Uno de los patios del convento de Santa María.

Uno de los patios del convento de Santa María. / Jesús Marín

El patrimonio religioso

La Catedral es el gran ejemplo de saber utilizar un templo como referente cultural y turístico. Es el monumento más visitado de toda la provincia y los beneficios que saca el cabildo por las decenas de miles de turistas que acuden al mismo se utilizan en el mantenimiento y rehabilitación de la Catedral. Otro templos de la ciudad no han sabido aprovechar el interés que existe siempre a la hora de la visita turística a los templos. A la mayoría les falta información y en muchos casos lo habitual es tener a la iglesia cerrada.

En manos de congregaciones religiosas están edificios como el convento de Santa María, tras cuyos muros queda en pie un patio del Cádiz medieval. Aquí es una asociación privada la que está trabajando en su restauración, tras las promesas de apoyo incumplidas por la Junta tanto con el PSOE como ahora con el PP

La promoción

A todo ello unimos la escasa promoción de nuestro legado por parte de todas las administraciones y, también, su escasa difusión como una materia educativa más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios