Limpieza en Cádiz La ciudad genera 58 millones y medio de kilos de basura en un año

  • El dato corresponde al total de 2018, el año que más residuos se recogieron por parte de los servicios de limpieza

  • El 77% de esa cantidad se recogen en los contenedores grises

Bolsas de basura una mañana en la playa Victoria, en una imagen de archivo Bolsas de basura una mañana en la playa Victoria, en una imagen de archivo

Bolsas de basura una mañana en la playa Victoria, en una imagen de archivo / Jesús Marín

La empresa que se haga cargo de la limpieza de la ciudad cuando vuelva a salir a licitación el contrato –después de que el Tribunal de Contratación anulara el proceso que se había realizado hasta ahora rechazando el carácter de urgencia que le otorgó el Ayuntamiento– deberá tener en cuenta, entre otros múltiples factores que entran en juego en un contrato de estas características, que la ciudad generó el último año más de 58 millones y medio de kilos de basura.

Este dato es el mayor de los balances que anualmente se realizan sobre los residuos generados por la ciudad y recogidos por los servicios municipales de limpieza. En concreto, el pasado año se contabilizaron 58.561.095 kilos de basura recogidos, 700.000 kilos más que el año anterior. Y si la comparativa se remonta a los últimos años, desde 2012 hasta la fecha sigue siendo el pasado año el de mayor cantidad de basura generada en Cádiz (seguido del año 2014, cuando se recogieron 58.116.980 kilos).

En estas cantidades se incluyen todo tipo de residuos que se recogen por parte de los servicios municipales, desde los depositados en los contenedores a los muebles, pilas, textil o aerosoles. Todo está dividido y contabilizado al detalle en la documentación que se incluye en el pliego de contratación del servicio.

Del total recogido, el 77% corresponde a los residuos que se depositan en los contenedores normales, los de color gris, tanto en los de gran capacidad como en los individuales o comunitarios que se utilizan para la recogida en el casco histórico. Además de esto, los otros grandes conceptos en la generación de basura son los muebles y enseres (que sumaron casi tres millones de kilos el pasado año), el papel cartón (2,8 millones de kilos, muy cercano a la cantidad que pesaron los muebles y enseres), o residuos de construcción y demolición (que casi alcanzaron los dos millones de kilos).

Respecto a las labores de limpieza, en los datos referidos se incluye tanto el servicio de recogida de contenedores como el servicio del punto limpio, el punto limpio móvil, la recogida domiciliaria o en los comercios, y también los abandonos en la vía pública, de los que en última instancia se hace cargo igualmente el servicio municipal de limpieza.

El calado de la actividad que deberá desarrollar la nueva empresa que resulte adjudicataria del contrato es tal, que si se hace un cálculo medio resulta que Cádiz genera a diario 160.441 kilos de basura que hay que retirar de las calles y de los contenedores, de los parques y las playas, o del punto limpio. Y si se tiene en cuenta el montante de salida del contrato de limpieza –152.681.818,20 euros por un período de diez años, conviene recordar–, la cuenta sale que el kilo de basura que genera la ciudad le cuesta apenas 26 céntimos retirarlo de la vía pública y tratarlo en las instalaciones y con los procesos oportunos.

También en relación a los datos detallados a los que ha tenido acceso este periódico, se pone de relieve el uso que tiene el punto limpio de la Zona Franca, donde los ciudadanos acuden a depositar todo tipo de residuos. Allí se recibe el 100% de los materiales de construcción contabilizados, más de 13.000 kilos de ropa, 2.449 kilos de pilas usadas (donde la mayor parte, 6.600 kilos, se deposita en los mupis), o los 6.000 litros de aceite mineral usado y los más de 62.000 kilos de chatarra metálica.

Curiosamente, se incluyen en la relación de residuos tres de los que no se recogió nada en 2018: neumáticos usados (que sólo se recogieron en 2015, sumando 1.800 kilos), filtros usados (que dejaron de recogerse en 2014) y envases metálicos contaminados (siendo 2018 el primer año que no se registran datos de estos residuos).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios