Respuesta a la propuesta de convertir el inmueble en Casa de la Memoria Casilda Varela defiende su derecho vitalicio sobre el chalé

  • La hija del general Varela asegura que el convenio de 2003 recoge una fecha límite sólo en caso de que fueran sus descendientes los que hubieran heredado el inmueble

Hace unos días, el concejal de Memoria Democrática del Ayuntamiento de Cádiz, Martín Vila, lanzaba la propuesta de convertir el chalé de Varela en una Casa de la Memoria, toda vez que expirase la relación entre los herederos del General y el inmueble, de titularidad municipal, que el edil marcaba en el año 2023. Pero Casilda Varela, hija de José Enrique Varela , en declaraciones a este periódico, ha defendido su “derecho vitalicio” sobre el chalé amparándose en el convenio firmado en 2003 con el gobierno de Teófila Martínez donde se le reconoce este tiempo ilimitado de uso.

Dicho documento, que facilita y muestra la heredera, recoge en su apartado de cláusulas que el Ayuntamiento de Cádiz, y en su nombre Teófila Martínez, “cede el derecho real de uso del inmueble conocido como chalet-Varela” a Casilda y José Enrique Varela Ampuero (hermano de Casilda ya fallecido) “con carácter vitalicio, conjunto e indistintivo”. Y se añade: “La cesión en uso a que se refiere esta cláusula tendrá como duración toda la vida de Doña Casilda y Don José Enrique Varela Ampuero. Como mínimo dicho derecho de uso tendrá una duración mínima de 20 años”.

Casilda Varela explica esta última condición, que parece que es la que ha llevado al equívoco sobre el tiempo de usufructo: “Los que teníamos carácter vitalicio para el uso del chalé éramos mi hermano y yo. Como mi hermano ha muerto, pues este derecho es mío. Pero en el caso de que yo hubiera fallecido en estos primeros 20 años después de la firma del convenio, pero del convenio de 2001, no del 2003, porque esto tenía carácter retroactivo, pues nuestros descendientes podrían disfrutar la casa. Así que, en todo caso, nuestros descendientes, si yo falleciera, tendrían derecho a usarla hasta 2021, no hasta 2023. Pero mientras yo viva, puedo disfrutar del uso del chalé sin fecha límite”.

La hija del General Varela, el que fue líder de los golpistas en Cádiz, recuerda además que la ampliación del derecho de uso del chalé “se dio en ese convenio de 2003 a cambio de nuestro Archivo”. “A Teófila –prosigue Casilda Varela– le interesaba tener el Archivo Varela para la ciudad, porque es cierto que de los archivos particulares es difícil conseguir información e, incluso, visitarlos, y la verdad es que yo también pensé que a lo mejor, con el tiempo, mis herederos tampoco lo iban a mantener así que sería mucho mejor que estuviera en el Archivo Municipal, pues iba a ser más fácil para los investigadores consultarlo”.

Casilda Varela, en el jardín del chalé. Casilda Varela, en el jardín del chalé.

Casilda Varela, en el jardín del chalé. / Fito Carreto

Efectivamente, el convenio de 2003 recoge que la familia cede al Ayuntamiento de Cádiz “la totalidad del Archivo y la Biblioteca, de valor histórico, que fueron propiedad de su padre, el Capitán General José Enrique Varela Iglesias”, además de “la relación de efectos del Museo existente en el referido inmueble exclusivamente para su uso municipal de exhibición en el chalet Varela”.

Un chalé que está “en perfecto estado en su interior” y por fuera, que le corresponde conservarlo al Ayuntamiento, “está hecho una porquería, y yo comprendo que tampoco hay dinero y que no van a poner dinero en esto, normal, pero es lo que viene en el convenio”.

Sobre la idea de convertir el chalé en Casa de la Memoria, la heredera opina que no tiene “nada en contra”. “Yo ahí no me meto y no tengo nada en contra; como es de propiedad municipal y ellos han ganado las elecciones pues que hagan lo que crean conveniente pero cuando lo tengan en mano”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios