Polémica por el chalé Varela Vila reconoce el derecho vitalicio de Varela pero la anima a renunciar

  • El concejal también le requerirá, “como recoge el convenio”, que el chalé se abra al público al menos una vez en semana

Casilda Varela, en el chalé hace unos días. Casilda Varela, en el chalé hace unos días.

Casilda Varela, en el chalé hace unos días. / Fito Carreto

Comentarios 18

“Sería un acto de dignidad con la ciudad que Casilda Varela renunciase a ese derecho de usufructo porque, sabiéndose ya cómo se consiguió el dinero con el que se regaló ese chalé a su familia, con una suscripción popular que no fue tal, pues pienso que más allá de la legalidad está la dignidad”. Con estas palabras, el concejal de Memoria Democrática del Ayuntamiento de Cádiz, Martín Vila, reconoce el derecho vitalicio de uso del chalé Varela por parte de la hija del General, recogido en el convenio firmado con el gobierno de Teófila Martínez en 2003, rectificando, de esta forma, sus declaraciones del martes en las que el edil aseguraba que en 2023 el inmueble regresaría a manos municipales.

“Efectivamente, el convenio le reconoce el derecho vitalicio y son sus herederos, en el caso de que ella fallecería, quienes tienen marcado el límite de 20 años, que nosotros creíamos que se cumplía en 2023 pero si ella dice que es 2021 así será, más conveniente, en ese caso, para nosotros. Pero, más allá de lo que el convenio marque, creo que es importante destacar que ese regalo que la ciudad le hizo en su día a su padre se ha probado que no fue por suscripción popular voluntaria, que fue un caso evidente de usurpación del franquismo y de la represión económica del régimen”, argumenta Vila su postura actual en la que anima a la heredera a finalizar su relación con el chalé que es de titularidad municipal desde 1986, tras la firma de un convenio que la familia hizo con el gobierno socialista.

Sobre el convenio, no sobre el del 86 sino sobre el último rubricado en 2003, también habla Martín Vila: “Al igual que el convenio reconoce su derecho de usufructo también recoge unas condiciones que, formalmente, vamos a requerirle que se cumplan”.

El concejal se refiere a la cláusula en la que “se obliga” a los herederos a “abrir el chalé a la ciudadanía al menos una vez en semana”, recuerda. “Nosotros no tenemos constancia de que eso se esté haciendo ahora y como Ayuntamiento lo vamos a exigir formalmente, y le pasaremos un calendario detallado de fechas, con la idea de que los ciudadanos puedan comprobar la ubicación y el estado de lo que será la Casa de la Memoria, porque nosotros seguimos con la idea de poner ese proyecto en pie cuando el chalé sea devuelto a Cádiz”, informa Vila.

Con todo, parece que los primeros visitantes del chalé Varela serán “los técnicos de Urbanismo” que, según el edil de Memoria, tendrán que “valorar el estado del inmueble”y “por supuesto, lo que sea obligación de ellos arreglar, exigiremos que se cumpla”, advierte Vila.

Sin embargo, hay que recordar que Casilda Varela aseguraba, en conversación con este periódico, que el mantenimiento externo del chalé le corresponde al Ayuntamiento, como propietario del inmueble, “por convenio” y que actualmente está en muy mal estado.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios