Un alicantino le compra una prótesis a una niña gaditana con parálisis cerebral Un ángel para Fanny

  • La madre de una niña de 5 años  de El Puerto logra una donación de un alicantino para poder comprarle una férula para su hija, afectada por una parálisis cerebral espástica

Una férula similar a ésta es la que perdió la hija de Fanny Una férula similar a ésta es la que perdió la hija de Fanny

Una férula similar a ésta es la que perdió la hija de Fanny

Es la parte positiva que tienen las redes sociales. Llegan hasta donde nunca llegaría el lamento de una madre desgarrada de dolor al ver que su hija, una pequeña de 5 años, apenas puede caminar por culpa de un cruel trastorno neurológico. 

La hija de Fanny, una portuense de 37 años, sufre una una parálisis cerebral espástica. Es un trastorno que afecta al movimiento y al control de los músculos. Las personas con parálisis cerebral tienen esta afección durante toda la vida, por lo que Fanny tiene un único objetivo: hacer que su hija sea feliz.

La mala fortuna hizo que, por culpa de un despiste o de una pequeña travesura de la niña, se le extraviara una de las piezas que componen una de las prótesis de la pequeña. Se trata en concreto de una férula de la pierna derecha que deja inservible la prótesis. Esto ha provocado que la hija de Fanny no pueda caminar con facilidad.

La economía de Fanny no es todo lo boyante que ella desearía. Curiosidades de la vida, Fanny se dedicaba hasta que se quedó en paro precisamente a ayudar a personas con algún tipo de discapacidad, por lo que parece que la vida le devuelve ahora lo bueno que alguna vez hizo por los demás.

Hace unos días, después de revolucionar las redes sociales y de lograr que la petición de ayuda que hizo a través de Facebook fuera compartida en más de 127.000 ocasiones, Fanny ha logrado una ayuda económica para su hija. Ella lo llama su ángel de la guarda, pero este corazón tiene nombre. Es un joven alicantino llamado Héctor Aliaga.

"Me enteré de casualidad". Al parece, según cuenta a Diario de Cádiz el propio Héctor, un  familiar suyo que reside en Barcelona compartió la petición de ayuda de Fanny y fue a través de esa persona como él se enteró del problema que estaba pasando esta gaditana y, sobre todo, su pequeña de 5 años.

"Me enteré un viernes por la noche al llegar a casa después de trabajar y tal y como lo vi, no lo dudé", según Héctor. Este joven empresario alicantino no conocía de nada a Fanny pero no le costó demasiado trabajo ponerse en su misma situación, ya que Héctor Aliaga tiene un sobrinito de tres años y pico que sufre también un trastorno degenerativo del tipo neurológico.

A esto se le une que su situación económica le hizo tomar hace tiempo una determinación: dedicar una parte de su patrimonio a ayudar a los demás. Y esto no se quedó en palabras y lo ha demostrado con Fanny y con su hija de 5 añitos.

El alicantino se puso de inmediato en contacto con la portuense para interesarse por el problema de la pequeña. "Vi en seguida que tenía que ser verdad porque no es normal la cantidad de seguidores que tenía Estefanía y la cantidad de veces que habían compartido su petición de ayuda". Aun así, Héctor tomó sus precauciones y se interesó por un lugar en la provincia de Cádiz en el que poder adquirir esta parte de la prótesis que se había extraviado, sin cuya ayuda hace más difícil la movilidad de la niña.

Una vez puesto en contacto con la ortopedia Cuatro Vientos, en Jerez,  que era la que trata habitualmente a la hija de Fanny, fue sólo cuestión de pedir una cuenta corriente del establecimiento en la que poder ingresar los 460 euros que costaba la pieza que perdió la pequeña.

"Todavía no tengo la férula porque precisamente esta mañana me han llamado de la tienda para hacerme unas preguntas, pero ya sé que es sólo cuestión de días todo volverá a la normalidad"... y todo gracias a este ángel de la guarda de Fanny que su hija nunca olvidará.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios