Equipamientos municipales

La agonía infinita de la pérgola de Santa Bárbara

  • Al incendio del pasado año y los innumerables actos vandálicos que se han sucedido, se le une la falta de mantenimiento en el equipamiento municipal

Imagen de la zona afectada por el incendio en la pérgola de Santa Bárbara.

Imagen de la zona afectada por el incendio en la pérgola de Santa Bárbara. / DC

Uno de los rincones más bellos de la capital gaditana tiene un balcón que es una auténtica vergüenza. Uno de los proyectos más polémicos del mandato de Teófila Martínez languidece y se deteriora por día por la falta de uso y de mantenimiento, desde 2015 con un ayuntamiento gobernado por José María González 'Kichi'J. Si a ello se le une un incendio que se produjo hace unos meses y que obligó al cierre del paseo superior de la pérgola de Santa Bárbara, encajan todas las piezas del puzzle de la precariedad para un equipamiento urbano.

Los efectos del incendio que se produjo en la zona que ocupaban las personas sin hogar alcanzan numerosos metros y acabó con el material utilizado para esta obra que se supone que iba a tener un uso expositivo. Aquel incendio motivó que se sacaran de allí a todos los sin techo, aunque ahora hay alguno que ha vuelto y ha puesto allí su acampada.

Pero el problema de la pérgola de Santa Bárbara viene de mucho antes del fuego y ya dejaba ver que la falta de mantenimiento estaba provocando un deterioro paulatino de esta estructura que causó mucha polémica en la ciudad por el impacto visual que provocaba en la zona.

Cristales fracturados por acciones vandálicas. Cristales fracturados por acciones vandálicas.

Cristales fracturados por acciones vandálicas. / DC

Cabe recodar que hace años lo que había en aquel lugar era un descampado que se utilizaba para el aparcamiento de coches y lo que separaba al Paseo de Santa Bárbara del Parque Genovés era un muro. Cuando se presentó el proyecto que había ganado en el concurso de ideas de la pérgola, una de las cosas que se dijo precisamente es que ésta iba a servir de mirador y, a la vez, iba a hacer la misma función del muro, es decir, proteger a las especies vegetales del parque.

Con el estado de la actual pérgola es muy complicado que eso se produzca porque hay una gran cantidad de cristaleras que han desaparecido y lo único que separa un lado del otro son unas vallas metálicas para que no se pueda acceder al interior. Otros muchos se encuentran rotos o fracturados por innumerables actos vandálicos, entre los que también se encuentran las pintadas a lo largo de toda la pérgola. Una de las más recientes está en la parte trasera, la que da al Parque Genovés, de apoyo al rapero Hazel.

Uno de los accesos al aparcamiento en muy mal estado. Uno de los accesos al aparcamiento en muy mal estado.

Uno de los accesos al aparcamiento en muy mal estado. / DC

Los accesos al aparcamiento subterráneo que se encuentra en los bajos de Santa Bárbara dejan mucho que desear y todos los materiales presentan un deterioro evidente que hará que el día que se le dé uso a ese equipamiento, si algún día ocurre, se le tenga que meter dinero para ponerlo a punto, algo que va mucho más allá de los efectos del incendio.

Precisamente con ello hay un problema y es que este equipamiento iba a pasar a manos de la Universidad de Cádiz dentro del acuerdo patrimonial al que llegaron esta institución que entonces comandaba Eduardo González Mazo y el alcalde José María González ‘Kichi’. La cesión de este espacio, todavía en manos municipales, no se produjo y sobrevino el fuego, por lo que la UCA se ciñe al convenio firmado en 2018, en el que se decía que la recibiría “en adecuadas condiciones de uso” y, por lo tanto, dejaba claro que hasta que no quedara arreglada, no se iba a hacer cargo de ella. Cuando parecía que había una salida para este equipamiento, vuelve a entrar en un callejón sin salida en el que la situación va a peor por la falta de mantenimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios