Cádiz

Unanimidad sin consecuencias sobre Valcárcel

  • El Pleno del Ayuntamiento de Cádiz respalda el proyecto universitario para el histórico edificio de la Viña

  • El acuerdo no trae consigo ningún avance concreto sobre el futuro de Educación

Fachada del edificio Valcárcel en Cádiz. Fachada del edificio Valcárcel en Cádiz.

Fachada del edificio Valcárcel en Cádiz. / Fito Carreto

Que el Ayuntamiento de Cádiz en su totalidad apoya que Valcárcel se convierta en la facultad de Educación de la Universidad de Cádiz era ya algo conocido. Y que el proyecto está paralizado actualmente por la falta de financiación directa procedente de la Junta de Andalucía, también. Y eso es lo que, una vez más, ha quedado de manifiesto este viernes mediante un pleno extraordinario que ha celebrado la Corporación Municipal para abordar en exclusiva el asunto de Valcárcel, su presente y su futuro.

La sesión podría haber servido para aprobar los trámites que aún tiene pendientes el Ayuntamiento para que la facultad se pueda implantar en el suelo del barrio de la Viña; o para instar, como tantas veces ocurre en los plenos, a la administración autonómica a algo en concreto. Pero lejos de todo eso, el Pleno extraordinario ha servido únicamente para que los concejales insistan, una vez más, en que Valcárcel debe ser la sede de la Educación universitaria.

La moción trasladada por la plataforma Valcárcel Universitaria y presentada por Adelante Cádiz ha sido respaldada por la totalidad de concejales, a favor de la reconversión de Valcárcel en Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Cádiz. Este colectivo ciudadano ha tenido voz en el pleno para reclamar un proyecto que entre otras motivaciones es necesario “porque le interesa a la UCA, a la Viña y a Cádiz”, “porque en Puerto Real no se cabe” y porque “Educación no debió jamás salir de Cádiz, ya que necesita tener cerca, y no en medio del campo, a los centros donde hacer prácticas”.

Esta unanimidad, no obstante, no ha evitado que el debate haya girado en torno a los posicionamientos en defensa de las siglas políticas más que en el interés de la ciudad. Y eso pese a que el proyecto de Valcárcel puede llegar a depender, según estima la concejal de Ciudadanos Lucrecia Valverde, de hasta seis administraciones distintas (Universidad, Ayuntamiento, Diputación, Junta de Andalucía, Unión Europea y Gobierno estatal).

Los grupos municipales, especialmente PP y PSOE, podrían haber optado por una posición que reconociera las incapacidades hasta la fecha para que la Junta de Andalucía haya sacado adelante el proyecto universitario, o las también demostradas por la Diputación por el fallido intento hotelero en Valcárcel, reclamando desde los grupos municipales apoyo decidido de esas otras administraciones. Pero en lugar de eso, la portavoz del PSOE, Mara Rodríguez, aseguró que “los socialistas llevamos mucho tiempo defendiendo Valcárcel” y atacó a la Junta “que recorta fondos a las universidades” al mismo tiempo que alabó al Gobierno de España “que aumenta un 22% la partida destinada a becas”. Y el portavoz del PP, Juancho Ortiz, respondió recordando que “el Partido Socialista y la izquierda de esta ciudad se llevó la facultad de Educación a Puerto Real, como también se llevó Ingeniería”, y también que fue el PSOE “quien obligó a cambiar el uso educativo de Valcárcel a uso hotelero porque vendieron el edificio a una empresa hotelera”.

En medio de esas posiciones se situaron Ciudadanos, Adelante Cádiz -que aseguró que el futuro de Valcárcel “depende exclusivamente de la Junta”, en palabras de Ana Fernández- y Domingo Villero, que compartió la reclamación de Valcárcel Universitaria de que esto se aborde como un proyecto de ciudad y no como la enésima oportunidad para enfrentar a los partidos. “Valcárcel sí, y que cada uno cumpla su función”, dijo la portavoz de Ciudadanos, Lucrecia Valverde.

Esta defensa de las siglas de cada grupo y ataque a las siglas contrarias no ha impedido la unanimidad de un acuerdo que en la práctica lleva a poco, si no directamente a nada. Porque el apoyo del Ayuntamiento al proyecto universitario de Valcárcel ya estaba claro, y el acuerdo plenario tampoco varía absolutamente nada respecto a la financiación que sigue en el aire. Un pleno, en definitiva, a ninguna parte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios