Servicio de autobuses urbanos de Cádiz La UCA participa en la elaboración del nuevo pliego de autobuses

  • La institución académica está realizando un informe sobre las nuevas líneas y recorridos

  • El alcalde reconoce que el pliego puede que no esté antes de las elecciones de mayo

El nuevo pliego que debe renovar por completo el transporte urbano de la ciudad, tanto en lo relativo a los vehículos que prestan el servicio como a las diferentes líneas, recorridos y paradas –entre otras cuestiones– contará también con la participación de la Universidad gaditana. En concreto, el Ayuntamiento ha encargado a la UCA una consultoría sobre las nuevas líneas y recorridos que se quieren implantar con el nuevo contrato.

“Cádiz ha cambiado de forma considerable en los últimos años, y por eso era importante contar con expertos que nos ayuden a diseñar ese nuevo trazado de líneas, a optimizarlo. Además, pensamos que es interesante que una institución que forma parte de la ciudad como la UCA nos de su punto de vista sobre estas cuestiones para conseguir la mejor optimización del pliego”, informaba ayer el alcalde de la ciudad, José María González.

El objetivo de la Universidad es determinar cuál es el trazado más eficiente para el servicio de transporte urbano, utilizando para ello un programa especializado que tiene en cuenta diferentes variables, como el tráfico actual, la densidad de población, o el aforo. Un resultado que para el Ayuntamiento “garantiza la mejor propuesta” del futuro servicio de autobuses, como ha remarcado el concejal de Movilidad, Martín Vila.

Este informe que está realizando la UCA será, junto al trabajo de los técnicos municipales, o las aportaciones de distintos colectivos de la ciudad y de los propios trabajadores de Tranvías, piezas básicas del pliego que en la actualidad sigue en fase de redacción. Otra herramienta útil para ultimar el documento que establezca las condiciones en las que deberá prestarse este servicio en un futuro será la experiencia que resulte del autobús híbrido que hasta el 28 de febrero estará circulando por la ciudad a modo de prueba. “Queremos ver sobre el terreno cómo podemos introducir esta tecnología híbrida en el primer pliego de la ciudad”, indicó ayer el alcalde al acudir a ver este vehículo provisional.

El nuevo autobús (que durante el mes de prueba será de color negro con motivos azules) estará circulando, por este orden, en las líneas, 2, 3, 5, 7 y 1, para ver su impacto y funcionamiento en todas ellas. “Es una muestra de nuestro modelo de flota; tecnología híbrida, mucho más sostenible y eficiente, que mejora la vida de los vecinos porque reduce la contaminación acústica y que además gasta menos combustible”, valoró el concejal de Movilidad, Martín Vila, que además destacó las mejoras de accesibilidad que supone el nuevo autobús, “que aumenta la capacidad para personas con movilidad reducida, permitiendo hasta dos sillas de ruedas, y que duplica también el número de carros de bebé que pueden subir”.

Esta prueba que durante el próximo mes se realizará del autobús híbrido y el informe de la UCA serán esenciales para concluir la redacción de un pliego que ya ayer el alcalde reconoció que posiblemente no esté concluido antes de que finalice el actual mandato corporativo. “Esa es la intención y si no sale estará enjaretaíto para que a principios del siguiente mandato pueda estar en funcionamiento”, afirmó González, que puso de relieve el hecho de que se trata del primer pliego del transporte urbano, después de 65 años de convenios con la empresa Tranvía (el último de ellos caducado desde 2015).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios