Proyecto de balcón universitario

La UCA intensifica los trabajos para el traslado del Rectorado al Reina Sofía

  • La actual sede universitaria de Ancha está ya lista para entregarse al Ayuntamiento

  • El antiguo Gobierno Militar será objeto de obras

Fachada del Reina Sofía, con varios vehículos de transporte aparcados delante Fachada del Reina Sofía, con varios vehículos de transporte aparcados delante

Fachada del Reina Sofía, con varios vehículos de transporte aparcados delante / Joaquín Hernández Kiki

Comentarios 2

El traslado del Rectorado de la Universidad al actual centro cultural Reina Sofía está cada vez más cerca. Al contrario de lo que suele ocurrir cuando las administraciones públicas anuncian proyectos en la ciudad, la Universidad está cumpliendo los plazos más o menos previstos cuando el rector y el alcalde firmaron el acuerdo para que la sede de la UCA se traslade a la Alameda.

Los movimientos que se vienen produciendo tanto en la actual sede del Rectorado de la calle Ancha como en el Reina Sofía en los últimos días y semanas evidencian que las labores de cara a la permuta de los edificios sigue adelante a buen ritmo. Tanto es así, que desde la institución universitaria se confirma que la todavía sede del Rectorado está completamente lista para ser entregada al Ayuntamiento, cumpliendo así la UCA el compromiso adquirido el pasado año.

Para llegar a este punto, la Universidad ha realizado las obras de adaptación del hasta ahora Rectorado, donde en los últimos días se está trasladando mobiliario y enseres que ya no tendrán utilidad con la nueva actividad prevista.

Mientras, en el Reina Sofía se trabaja a un ritmo más lento de lo esperado en esta operación de permuta. Para los próximos días se anuncian, de hecho, una serie de obras que realizará la Universidad para adaptar el edificio a la actual normativa en materia contra incendios y para habilitar las dependencias necesarias a la actividad que acogerá dentro de unos meses.

En relación a esto último, la única entidad que seguirá ocupando el Reina Sofía (la Fundación Joly) tendrá que reordenar los espacios para liberar algunas de las salas actuales y ocupar otras. Una de estas salas pasará a ser el Registro de la Universidad, convirtiéndose también en sala de exposiciones de la institución académica el espacio que hasta ahora utilizaba también la fundación para muestras varias. A cambio, la fundación ocupará otros despachos y estancias que hasta ahora tenían otros usos, lo que conllevará una operación de desmontaje, almacenaje y montaje en la nueva ubicación de parte de esta colección.

Pendiente tiene el Ayuntamiento todavía el traslado de la colección Aramburu, y lo que es peor, otorgar una solución definitiva a la Academia Hispanoamericana, que ya se ha mostrado contraria a establecerse en la Casa de Iberoamérica. Además, las sedes de la Fundación Municipal de Cultura y de la fundación Carlos Edmundo de Ory siguen también en el edificio de la Alameda que es epicentro de la operación suscrita por el rector, Eduardo González Mazo, y el alcalde, José María González.

La pelota para la permuta física de estos dos edificios está ahora, por tanto, en el tejado del Ayuntamiento. El tiempo que emplee la administración local en desalojar las zonas que sigue ocupando actualmente en el Reina Sofía será el que determine el cambio ya acordado y firmado. Todo ello con unas elecciones a la vuelta de la esquina tanto a nivel universitario (aún no convocadas) como a nivel municipal (el próximo mayo).

Al hilo de esta operación, la Universidad ha trasladado que su intención es ir ocupando el Reina Sofía conforme el Ayuntamiento vaya dejando libres sus espacios; de ahí la importancia de estas obras que en los próximos días se van a realizar en el histórico edificio del Mentidero.

De igual modo, está pendiente la actuación necesaria en la pérgola de Santa Bárbara para que la Universidad pueda también ocupar ese espacio y darle el nuevo uso académico y divulgativo que han previsto las dos administraciones dentro de ese proyecto compartido de convertir toda esa zona de la ciudad, desde el Reina Sofía hasta el Valcárcel, en un cinturón universitario que sirva de elemento dinamizador del centro histórico gaditano y que potencie la actividad académica y educativa de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios