El tráfico en Cádiz Habrá badenes en el casco antiguo de Cádiz

  • El Ayuntamiento va a recuperar la elevación de los pasos de peatones una vez la Junta haga entrega de todas las obras del carril bici

Uno de los badenes objeto de la polémica Uno de los badenes objeto de la polémica

Uno de los badenes objeto de la polémica / Lourdes de Vicente

"En un futuro, más pronto o más tarde recibiremos las obras del carril bici en la ciudad y será en ese momento cuando procedamos a elevar los pasos a nivel en su ruta", los mismos que la Junta ha ordenado eliminar ahora.

Lo afirma el teniente de alcalde de Movilidad, Martín Vila, que rechaza la gestión realizada por la delegada provincial de Fomento, Mercedes Colombo, en el desarrollo del carril bici. La propia Colombo, en su papel de delegada de Cultura, ha ordenado, vía Comisión Provincial de Patrimonio, eliminar los badenes que se habían instalado en parte del trayecto del carril en intramuros, además de cambiar su color de verde a gris.

Para el gobierno local el badén es un elemento fundamental, "no es un capricho, es una cuestión de seguridad vial, garantizando la accesibilidad y la reducción de la velocidad (del tráfico)", por eso considera muy importante su continuidad garantizando siempre la "conservación del patrimonio" y recordando que hay muchos colectivos ciudadanos que lo reclaman.

Resalta el edil que en otros puntos del casco histórico se han instalado badenes, como en San Antonio o en Rubio y Díaz, y no ha pasado nada, considerando por ello que el incremento de cota de un paseo de peatones no afecta al Patrimonio, sólo puede incidir el diseño que se le dé.

Constata Martín Vila que desde la llegada de Colombo a la Junta se ha perdido "la complicidad que teníamos con el anterior delegado (el socialista Federico Fernández) con el que los problemas que se podían detectar se resolvían en la comisión de seguimiento (del carril bici). Ahora nos enteramos por los medios de comunicación".

Advierte el concejal que "Mercedes Colombo ha optado por enmarañar todo. En su etapa se ha seguido pintando de verde el carril bici y se ha construido el tramo de la Alameda", incluyendo los polémicos badenes.

Asumiendo que ahora las relaciones con la Junta de Andalucía son especialmente complicadas, sí espera que en el desarrollo de los últimos tramos del carril bici por el casco antiguo no se reproduzcan los problemas.

Queda pendiente la trasera del colegio del Campo del Sur, la zona de la playa de la Caleta y el cruce por la plaza de España. En este último caso, se está pendiente de la reurbanización del recinto con fondos de la Junta de Andalucía en su mayor parte. El Ayuntamiento ha planteado que no se construya el carril tal y como estaba previsto ya que el plan municipal lo incluye en la propia trama de la zona, con una plataforma única como la existente en el Paseo Marítimo y que está funcionando sin problemas. "Sería tirar el dinero público ejecutar esta obra. Nosotros, más allá de estas incidencias, seguimos persistiendo en la necesidad de mantener el diálogo".

Eso sí, el edil llama la atención sobre "la preocupación que tiene Mercedes Colombo sobre el patrimonio. Pone tanto celo por el mismo y ninguno a la hora de preservar el yacimiento medieval el Barrocal, o se haya propiciado, durante la gestión municipal del PP, la construcción de la pérgola del parque Genovés o el Queco y la Queca".

En cuanto al cambio de color "es algo anecdótico, lo importante es que la plataforma del carril bici sea segregada y no provoque la colisión entre la bicicleta y el peatón y la bicicleta y el coche. Esa es la mejor forma de que sea segura y no las pintadas en el suelo con la que se pretendía consolidad lo que se realizó con el gobierno del Partido Popular. Sin olvidar el sobrecoste que para el bolsillo de los ciudadanos va a suponer esta operación".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios