Crisis del comercio en Cádiz El PP “implora” un plan para frenar el descalabro comercial

  • Reclama al equipo de gobierno que ponga en marcha las medidas aprobadas en el pleno de septiembre

  • Los populares se muestran críticos con las políticas de movilidad, la falta de aparcamiento o la intención de impedir la implantación de nuevos hoteles

El edificio de Massimo Duttti, y junto al mismo el ya cerrado de Zara.

El edificio de Massimo Duttti, y junto al mismo el ya cerrado de Zara. / Julio González

El Partido Popular ha dejado de pedir, reclamar o exigir. La situación del comercio es tal en la ciudad en las últimas semanas, la preocupación es tan grande tras el anuncio del grupo Inditex de cerrar Zara, Lefties, Bershka, Massimo Dutti y Oysho, que los populares imploran al Ayuntamiento que ponga en marcha un plan efectivo para frenar esta tendencia de cierre definitivo de barajas. Un plan, además, que consideran que no hay que elaborar ni diseñar, sino que el mismo Pleno municipal acordó hace escasos días, en la sesión ordinaria del mes pasado.

El Pleno de septiembre aprobó un plan de reactivación del comercio que se iba a desarrollar en dos fases: una urgente de rescate, para evitar en lo posible la sangría de cierres en la cuidad; y una segunda a partir de 2021 para relanzar a Cadiz como ciudad de compras y modernizar el comercio tradicional apostando por los servicios, la transformación digital y el urbanismo comercial big data, para diseñar la estrategia en base a información real”, explican desde el grupo municipal popular.

Entre las medidas de revitalización del comercio sí incluye ahora el PP (al contrario de la propuesta que elevó al pleno de septiembre) a los negocios de extramuros “para revitalizar el comercio en la Avenida y en los barrios, concienciando al gaditano de la importancia de comprar en el comercio de cercanía, en las tiendas que dan vida al barrio”. De hecho, concejales del PP han mantenido en las últimas semanas encuentros y reuniones con comerciantes de extramuros, al igual que anteriormente lo habían hecho con los representantes del comercio del casco histórico; y aseguran compartir con este sector la necesidad de que el apoyo municipal comience “con la máxima celeridad”, como los propios comerciantes trasladaban hace unos días a este periódico.

Los populares han denunciado no sólo que el equipo de gobierno no haya puesto en marcha aún ese plan de revitalización acordado el 25 de septiembre, sino que aún no haya librado las anunciadas ayudas al comercio a raíz del decreto de estado de alarma en el pasado mes de marzo. “Aún estamos a la espera de las ayudas Covid que el Ayuntamiento prometió en el mes de abril. Cuando los negocios vayan a recibir esos mil euros prometidos, muchos ya no podrán beneficiarse porque habrán cerrado”, augura el grupo municipal que lidera Juancho Ortiz, que a la espera de que llegue esta ayuda por el coronavirus reclama también “una segunda convocatoria urgente en noviembre para ayudar a los negocios a pasar los peores momentos de la crisis”.

Las políticas del Ayuntamiento

No sólo esta supuesta inacción del Ayuntamiento está en la diana de los populares, que ante el escenario actual que atraviesa el sector denuncian una serie de políticas de Adelante Cádiz que -a juicio de los populares- sólo sirven para empeorar la situación. En primer lugar, se muestran especialmente críticos con la política de movilidad, “uno de los grandes lastres del centro comercial”. “El parking del centro comercial debe ser gratuito para poder competir”, lanzan desde el PP, que frente a esta propuesta lamentan las decisiones que está adoptando el Ayuntamiento respecto al estacionamiento. “Hoy en Cádiz es difícil aparcar hasta una moto”, aseveran.

En segundo lugar, el grupo popular denuncia “una medida como la que está impulsando el señor Vila de prohibir los proyectos de hotel y apartamentos turísticos en toda la ciudad”. “No queremos apostar todo al turismo, porque la industria de la Bahía es fundamental para Cádiz, así como la actividad portuaria. Pero no podemos permitir que el equipo de gobierno por razones ideológicas vaya contra la economía y el empleo de la ciudad, porque ser anticapitalistas no es excusa para condenar a los gaditanos a la miseria. Y si no, que expliquen de qué van a vivir los gaditanos en una ciudad sin hoteles, sin comercios y con la mitad de negocios de hostelería, como ellos pretenden”, explican.

Frente a estas políticas, el PP propone incorporar nuevas calles al circuito comercial “para aumentar la base de la oferta y que los precios del alquiler se regulen a la baja”, además de poner en marcha ayudas al alquiler y otras medidas fiscales para incentivar la apertura de nuevos negocios. “Incluso planteamos penalizar el IBI de locales cerrados en zonas de alta densidad comercial, para evitar la especulación”, añaden.

En cualquier caso, el PP urge a poner en marcha el plan de reactivación del comercio al mismo tiempo que recuerda que la ciudad sigue pendiente de aprobar el Plan Estratégico de Turismo “que es fundamental para poder acceder al Plan Turístico de Grandes Ciudades de la Junta de Andalucía, que proporciona financiación”. Trabajos, en definitiva, que los populares imploran al equipo de gobierno que se pongan en marcha cuanto antes “si no quieren ver pasar un verdadero tsunami de cierres con la consabida pérdida de empleo y atractivo comercial de la ciudad”. “Lo que no puede hacer el alcalde es escribir un tuit echándole la culpa a la crisis y a Amancio Ortega, y quedarse sentado en su casa hasta que la ciudad quede totalmente arrasada, sin hacer nada para evitarlo”, concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios