Peatonalización

Objetivo: que la plaza de España esté terminada en septiembre de 2022

Servicio para la terraza de un café ubicada en la plaza.

Servicio para la terraza de un café ubicada en la plaza. / Lourdes de Vicente

Firmado el convenio entre el Ayuntamiento y la Consejería de Fomento, tras un largo proceso administrativo superior incluso al tiempo que se va a invertir en las obras, la reforma de la plaza de España ya tiene vía libre para su ejecución.

La transformación de esta inmensa plaza en un gran espacio peatonal será la obra de referencia del actual mandato del gobierno que preside José María González, y la principal tarjeta de presentación de la idea de ciudad sostenible que defiende el Ayuntamiento, y que ya está parcialmente en marcha con operaciones como el carril bici, el incremento de vías peatonalizadas y la reordenación de las zonas de aparcamientos.

El proyecto ha obtenido un claro espaldarazo por parte de la Consejería de Fomento. No solo ha aportado, a través de los fondos de la UE, 1,2 millones de euros de los 1,8 que va a costar la obra, si no que la misma consejera Marifrán Carazo destacó, durante firma del convenio el pasado martes en Sevilla, la relevancia de este tipo de operaciones. Es decir, una apoyo directo a la política del Ayuntamiento en la peatonalización del casco antiguo desde la misma administración regional, gobernada por el PP.

Plan de obras

Ahora está en manos de la concejalía de Fomento el proceso de sacar a licitación y adjudicar la obra lo que se quiere que esté todo listo antes de final del próximo mes de diciembre.

El proyecto tiene 10 meses de plazo para su ejecución; sin embargo, la intención de la concejalía de Urbanismo y Movilidad Urbana es que esté totalmente terminado en septiembre.

"Nos gustaría tener la plaza ya peatonalizada coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad. Cerraríamos de esta forma el círculo ya que fue en la semana de 2016 cuando planteamos por primera vez la posibilidad de peatonalizar la plaza de España. Sería la guinda perfecta", indica a este diario el teniente de alcalde de Urbanismo, Martín Vila.

El Ayuntamiento elaborará un plan de tráfico y de movilidad urbana que estará vigente durante toda la obra, para permitir el paso a todos los residentes, así como los accesos a los garajes y también la circulación de vehículos de emergencia. Lo cierto es que este mismo plan permitirá visualizar a la ciudad cómo quedará esta reordenación en cuanto al flujo urbano, especialmente en una plaza habitualmente colapsada por el tráfico.

Un tráfico que no podrá "pisa" la plaza ya reformada salvo casos muy extremos y en zonas muy concretas, siempre en situaciones de emergencias de seguridad pública. Pone como ejemplo Vila la actuación junto al colegio Celestino Mutis, donde la peatonalización se reforzará con bolardos como zona segura para los alumnos “y por la que no pasarán coches ni de necesidad, sólo en situaciones de extrema urgencia”.

La obra actuará desde el primer momento en el conjunto de la plaza. Se va a renovar toda la red de abastecimiento de agua, suministro eléctricos, telefonía... lo que hace complicado una actuación por tramos, además de retrasar los plazos de ejecución.

Por lo demás, el diseño final es el ya conocido desde hace meses. Al eliminarse los aparcamientos y crearse una plataforma única se incrementan de forma notable los espacios para los peatones. Se arreglarán los jardines, que inicialmente verán como se eliminan las vallas protectoras para un uso cívico por parte de los vecinos, se crearán zonas de juegos en las cercanías del colegio público, se instalará una fuente seca y, a la vez, se abrirán grandes espacios para la celebración de eventos de ocio y culturales.

La ciudad sostenible

Todo ello abrirá, también, esta plaza a la ciudad, que pese a su amplitud y espectacularidad especialmente gracias al monumento a las Cortes (necesitado, por otra parte, de importantes obras de restauración) siempre ha estado relegada como un recinto al que raramente se acudía.

A la vez, si se plantean programas municipales y privados para el recinto estos servirán para potenciar un comercio y una hostelería ahora casi inexistente, a la vez que será una de las grandes puertas de la ciudad desde el muelle.

"Este proyecto es la avanzadilla de nuestro modelo de ciudad sostenible, que situará a Cádiz en el mismo nivel que ciudades europeas que llevan años trabajando en este tipo de proyectos. Operaciones como la del carril bici han situado a la ciudad en un lugar relevante, con uno de los mejores trazados en cuanto a facilidad de accesibilidad al mismo por parte de la ciudadanía", concluye Martín Vila.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios