DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

ebau cádiz 2020 Notas al alza en la selectividad de las mascarillas

  • La prueba de este año, concebida a la baja, es un arma de doble filo a la hora de buscar media 

La prueba de EBAU este año contempla que haya partes del temario que no hayan podido darse. La prueba de EBAU este año contempla que haya partes del temario que no hayan podido darse.

La prueba de EBAU este año contempla que haya partes del temario que no hayan podido darse. / J.P.

Lo excepcional de la infraestructura para las pruebas de la EBAU este año -cómo examinar presencialmente a miles de alumnos cuando las aglomeraciones son lo último a lo que debemos aspirar- es el último tramo de una desescalada literal en las pruebas de acceso a la universidad. 
 
Desde que salió la orden ministerial el pasado 23 de abril respecto al actual examen de selectividad, los responsables han ido trabajando en tiempo récord -cambiando, por ejemplo, los exámenes previstos, que ya estaban hechos-. Ayer se dio a conocer la estructura de los ejercicios y hoy, desde el Área de Acceso y Orientación, se quiere transmitir un mensaje de "seguridad y ánimo" a los estudiantes, a la par que se hacían públicos los nuevos espacios habilitados para los ejercicios, dentro de tres posibles escenarios. 
Tras mes y medio de incertidumbre al respecto, los estudiantes que este año contemplan su primer año en la universidad respiraron ayer aliviados al conocer cómo serán las pruebas de acceso consecuencia de este estado de alarma. Un examen de Matemáticas tipo, por ejemplo, se dividía en cuatro bloques y había que responder una pregunta por bloque: este año, teniendo en cuenta que gran parte del temario no ha podido darse, o no en condiciones, se dispondrán ocho preguntas en cuatro bloques para contestar a libre elección: es decir, se contempla que existan partes sin estudiar. De los cuatro libros de lectura en Lengua, habrá una pregunta de cada libro y se responde, igualmente, a libre elección. 
Es una prueba, por decir, concebida a la baja en todas las asignaturas. Para quien busca nota, el método es una arma de doble filo; para muchos, será más fácil llegar a la calificación deseada aunque, con gran probabilidad, las medias de corte aumenten.
Aun así, la EBAU de este año supone un respiro a los alumnos de segundo de Bachillerato, en un último trimestre que es de por sí estresante, en vorágine de exámenes ante la incertidumbre de un posible retorno a las aulas y muchas preguntas sin respuesta más allá del temario. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios