Vivienda en Cádiz “Necesito equilibrio y poder partir de cero”

  • Lorena Elduque reclama a Procasa una vivienda de tres dormitorios y adaptada para poder acoger a sus dos hijos, a su padre y a su madre, ambos discapacitados

Lorena Elduque besa a su madre en presencia de su padre. Lorena Elduque besa a su madre en presencia de su padre.

Lorena Elduque besa a su madre en presencia de su padre. / Jesús Marín (Cádiz)

Lorena Elduque tiene 40 años. Lo mismo le echa las cartas que le da una lección sobre autoayuda y sobre cómo buscar el equilibrio interno sin necesidad de pastillas. “Siempre he sido capaz de buscarme las castañas, y si me he tenido que levantar a las cinco de la mañana para buscar cosas en la basura para luego venderlas en el mercadillo o por internet, lo he hecho”.

Dice que ahora lo que necesita es ese equilibrio sobre el que incluso ha escrito ya un libro que tiene publicado y con el que obtiene algunos ingresos que, de vez en cuando, le echan el cable.

Lorena El duque, junto a sus padres. Lorena El duque, junto a sus padres.

Lorena El duque, junto a sus padres. / Jesús Marín (Cádiz)

Lorena se expresa a la perfección y demuestra tener una capacidad oratoria más allá de lo que podría ser normal para una persona que se quedó en la ESO por circunstancias de la vida. “Que no tenga cotización no quiere decir que no tenga cultura”.

En su historial laboral no le consta haber dado palo al agua. Y nada más lejos de la verdad. Cierto es que no tiene papeles que demuestren las horas de curro que lleva ya encima. Horas de curro y apaleamiento de una sociedad que la tiene ya clasificada como excluida social.

Lorena es autora de un libro de autoayuda que, de vez en cuando, le aporta algo para vivir

Tiene cuatro tesoros, una hija de 14 años y un hijo de 19, un padre de 74 años y una madre de 70. No puede separarse de ellos. Todos la necesitan y ella necesita un hogar en el que cobijarse ella junto a todo su tesoro del que no puede separar.

Todos la necesitan a pesar de sus 1,48 metros de estatura y sus pocos kilos de peso. Pero para ello necesita una casa de tres dormitorios y con una distribución adaptada para que su padre, enfermo del corazón, y su madre, incapacitada y en silla de ruedas, puedan terminar sus vidas junto a ella”.

Pero no parece tan fácil. Lorena Elduque afirma que obtuvo el número 1 en el lista de peticionarios de viviendas de Procasa, pero esta empresa no construye casas del tipo que ella necesita. “Creo que la ley exige que cada promoción social que se levante, al menos un piso cumpla estas condiciones”. Lo ha hablado ya largo y tendido con la concejal Eva Tubío y, de momento, sólo le ha arrancado a la munícipe un “ya veremos qué se puede hacer”.

Lorena dice que ese piso le ayudaría a sentarse, a encontrar ese equilibrio que necesita y, así, poder “partir de cero”. Ahora mismo cobra 200 euros “que me da el padre por la pequeña" y otros 430 euros de otra ayuda, pero dice tener las cuentas embargadas por culpa de una serie de deudas que su ex pareja le dejó con la seguridad social.

Ahora no vive tranquila y sus noches se llenan de sobresaltos cuando suena el teléfono y es su padre diciéndole que mamá se ha vuelto a caer de la cama. Su metro y medio de altura no es un obstáculo pero le falta esa vivienda que le ayude a empezar de cero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios