Tráfico Estas son las horas donde habrá cortes en el puente de la Constitución 1812 de Cádiz este sábado y domingo

Obituario

Muere la catedrática de la UCA Carmen García Surrallés

  • La docente, que ejerció en la Facultad de Ciencias de la Educación, era profesora emérita de la Universidad de Cádiz

El reciente fallecimiento de Carmen García Surrallés nos obliga de algún modo a pergeñar unos renglones que nunca hubiésemos deseado escribir, pero un sentimiento de amistad, un deber de compañerismo hace que evoquemos aquí la figura de Carmen quien, junto a las recordadas Marisol y Alicia componían lo que aquellos alumnos de aquél entonces llamaban 'triunvirato' junto con la ayuda impagable de la también recordada Isabelita siempre dispuesta a ayudar en todo.

Algunos, que tuvimos la suerte de ser alumnos suyos, coincidíamos siempre en el perfil docente de Carmen; dominio de la materia a impartir, tranquilidad en la exposición, elegancia en las formas y en los contenidos, suavidad en el habla, amabilidad dentro y fuera de las aulas, predispuesta siempre a ayudar a los alumnos de Magisterio y a los doctorandos de la Facultad. Y todo ello sin levantar la voz ni tanto así, nunca.

Profunda conocedora de nuestra Literatura, sobre todo la Literatura Infantil supo transmitir a los futuros maestros el amor al texto escrito, infantil o no, y fruto de esa dedicación son los graduados y los doctores en dicha disciplina de su departamento.

Tengo para mí que los centros educativos de cualquier nivel, entre otras cosas, son conocidos por sus excelencias y singularidades, virtudes que actúan como código de identificación y que parten en ocasiones de la actitud y dedicación del profesorado, que va más allá de las obligaciones laborales y que transforman la obligación en satisfacción, el trabajo en un goce.

La doctora García Surrallés, catedrática de su Facultad de Ciencias de la Educación y profesora emérita de la Universidad gaditana es, en lo personal y como docente, un referente de la Facultad, persona de las que siempre se recuerda dondequiera que ejerzan. Y esta actitud deja huella que queda en la historia no escrita de la Facultad. Por todo ello: gracias, Carmen.

Que descanses en paz

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios