Sucesos

Media docena de robos con fuerza durante la madrugada ponen en jaque a la Policía

  • Varios comercios del centro, un bar en la Punta, otro en Zona Franca o una joyería de la avenida Marconi, entre los afectados

El bar Glorieta fue uno de los que sufrió la ola de robos con fuerza de la madrugada del jueves. El bar Glorieta fue uno de los que sufrió la ola de robos con fuerza de la madrugada del jueves.

El bar Glorieta fue uno de los que sufrió la ola de robos con fuerza de la madrugada del jueves.

La madrugada de ayer jueves resultó muy complicada para la Policía Nacional en la capital gaditana. A lo largo de diferentes puntos de la ciudad se sucedieron los robos con fuerza en varios comercios. Teniendo en cuenta la secuencia de los hechos y la distancia que separa los establecimientos atacados los agentes consideran que estamos ante diferentes protagonistas.

En la tarde de ayer la Policía confirmó que había detenido a una persona por su presunta vinculación con estos hechos, pero desmintió que se le pudiera imputar la oleada de robos acaecida en octubre y que tuvo uno de sus principales puntos calientes en El Gaditano Errante, un comercio de la calle Sagasta que fue asaltado de noche y cuyas cámaras de seguridad grabaron al sujeto que cometió el robo.

Precisamente la calle Sagasta ha sido una de las más castigadas estos días y tampoco se libró en esta noche movidita. En concreto una tienda de informática vio como violentaban su puerta para llevarse un ordenador portátil y otros artículos. Además, en el bar Glorieta de la Zona Franca los cacos también entraron, llevándose objetos de valor y el dinero que se encontraba en la caja registradora.

El robo donde los ladrones se llevaron un mayor botín fue una relojería de la avenida Marconi, en la que se hicieron con relojes por valor de más de 1.000 euros.

También se protagonizó un robo en un bar de la punta de San Felipe, donde se llevaron dinero y botellas de licores; y otro en una tienda de bicicletas. En el polígono exterior de la Zona Franca los amantes de lo ajeno intentaron penetrar en una nave cerrada, aunque no lo consiguieron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios