V Tío Pepe Festival

Juanes se rinde a las palmas por bulerías

  • El cantante colombiano puso al público en pie en el estreno del Festival Tío Pepe y aseguró que actuar en Jerez "es una bendición"

Un momento de la actuación el jueves de Juanes en La Tonelería. Un momento de la actuación el jueves de Juanes en La Tonelería.

Un momento de la actuación el jueves de Juanes en La Tonelería. / manuel aranda

El cantante colombiano Juanes abrió a lo grande, en la noche del jueves, la quinta edición del Festival Tío Pepe en las bodegas González Byass de Jerez. El aforo del patio de La Tonelería se llenó para asistir a este primer concierto del ciclo, que reunirá durante el mes de agosto a intérpretes de renombre del panorama nacional e internacional.

Eran ya casi las diez de la noche, con unos veinte minutos de retraso sobre la hora prevista, cuando Juan Esteban Aristizábal Vásquez, Juanes para el mundo, hacía su aparición en el escenario, ataviado con una camiseta blanca de manga larga y pantalones negros. Armado con su inseparable guitarra arrancaba el concierto con su éxito A Dios le pido. Entre el público, algunas caras conocidas como la del productor musical Carlos Jean, la de la periodista de La Sexta Cristina Pardo o la del tenor Ismael Jordi, que actuará en este mismo escenario el 13 de agosto junto a Fernando de la Mora.

También se hicieron notar entre los asistentes un buen número de compatriotas del artista, que ondearon banderas colombianas durante gran parte del concierto.

Juanes ha incluido Jerez en su gira Mis planes son amarte, título de su último trabajo del que ofreció varios temas, aunque 18 años de una carrera plagada de éxitos son muchos y como es natural, en la aproximadamente hora y media que duró el concierto se fueron sucediendo la mayoría de los himnos que ha ido forjando el de Medellín a lo largo de los años.

Temas como Fuego y Hermosa ingrata sonaron antes de que el artista dirigiera sus primeras palabras al público, asegurando que era "una bendición" actuar en Jerez. Nada valgo sin tu amor y Fotografía fueron los siguientes temas, coreados a viva voz por un público ya entregado de antemano, que se sabía las letras al dedillo. "¡Es por ti, Jerez!", aseguraba Juanes al interpretar la canción así titulada, dirigiendo entonces un efusivo saludo a sus compatriotas presentes. Angel, El ratico, Es tarde, Mis planes son amarte y Bendecido se fueron sucediendo entre los jaleos del respetable, que arropó al artista en todo momento. Juanes confesó entonces que estar así, ante un público escuchando atento sus canciones, había sido su sueño desde los ocho años, asegurando que este sueño hecho realidad era "magia pura" y dedicando a sus incondicionales el siguiente tema, Para tu amor.

Con un vídeo proyectado al fondo, perfectamente sincronizado con el tempo del concierto, Juanes pidió entonces al público que se levantara de sus asientos para bailar la cumbia Oye mujer, y el público, obediente, se levantó y ya no se volvió a sentar en todo el concierto. La paga o La noche sacaron el lado más rockero del cantante, que ya con el patio de butacas con ganas de marcha ofreció Mala gente y su esperadísima La camisa negra. Tras cantar otro de sus himnos, Me enamora, presentó a su banda (formada también por músicos colombianos y un argentino) y se despidió. El público se arrancó entonces pidiendo un bis con las palmas por bulerías, tan de Jerez, y Juanes se quedó encantado tras salir enseguida de nuevo al escenario. "Muchas gracias por este regalo", dijo. Y es que el cantante y compositor cumplía esa misma noche 46 veranos, algo que no pasó desapercibido para sus fans, que le cantaron el Cumpleaños feliz con tarta y velas .

El cantante, visiblemente emocionado, correspondió con otro regalo en forma de balada, su conocida canción Volverte a ver, en una íntima versión acompañada únicamente por un piano.

El concierto finalizó con La luz y la despedida de Juanes y su banda, que agradecieron al público su entrega y su calor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios