Cádiz

Francisco Gómez: “Candelaria siempre ha sido una plazoleta muy familiar”

  • La asociación de vecinos Cádiz Centro califica de "sorprendente" la aparición de hamacas en los árboles de este espacio público

Este miércoles ya no queda rastro de las hamacas que se habían colgado en los árboles de la plaza de Candelaria.

Este miércoles ya no queda rastro de las hamacas que se habían colgado en los árboles de la plaza de Candelaria. / Lourdes de Vicente

La imagen que pudo verse este martes en la plaza de Candelaria de Cádiz de unas hamacas colgantes dispuestas entre varios árboles ha sido algo "muy puntual", asegura el portavoz de la asociación de vecinos Cádiz Centro, Francisco Gómez, quien califica de "sorprendente" este hecho, ya que aunque de vez en cuando hay personas sin hogar que duermen en los bancos de esta plaza, nunca se había visto una acampada allí.

Las hamacas se encontraron colgadas entre árboles el martes por la mañana y al mediodía ya no estaban. Desde entonces, no han vuelto a aparecer, según han constatado desde la entidad vecinal, que ha estado haciendo un seguimiento de este asunto.

El portavoz de Cádiz Centro sostiene que Candelaria "siempre ha sido una plazoleta muy familiar", pero reconoce que en los últimos tiempos ha habido cierta polémica en torno a ella debido a las terrazas de los establecimientos hosteleros, a las zonas de carga y descarga, y también al aumento de personas sin hogar. Y es que desde el cierre del comedor social de la Fundación Benéfica Virgen de Valvalnuz debido a la pandemia de covid–19, algunos de los ciudadanos que acuden allí a recoger la comida que la entidad sigue repartiendo se desplazan hasta la cercana plaza de Candelaria para ingerir los alimentos. Pero Gómez entiende que hay que encontrar un equilibrio "porque la plazoleta es de todos" y puede usarla cualquier ciudadano, aunque entiende el recelo que puede suscitar la presencia de personas sin hogar en este espacio.

Afirma que desde la AVV han tratado de evitar la acumulación de suciedad y residuos que los trabajadores del servicio de limpieza se encontraban en los dos bancos que había bajo las pérgolas de la plaza, solicitando al Ayuntamiento que se retiraran. "Los bancos ya se han quitado y se ha quedado esa zona más amplia y diáfana, facilitando así los trabajos de limpieza y evitando concentraciones de personas en ese espacio que usaban de refugio. Se ha aprovechado para arreglar las pérgolas y la solería", manifiesta Francisco Gómez.

Este dirigente vecinal afirma desconocer el motivo de la aparición de las hamacas en Candelaria y qué personas fueron las que las instalaron allí: "No sabemos si son personas que se han trasladado de la zona de entre catedrales –que está en obras– o alguien itinerante, pero esperamos que haya sido una cosa coyuntural", concluye.

Hamacas entre árboles en uno de los jardines de la plaza de Candelaria el pasado martes. Hamacas entre árboles en uno de los jardines de la plaza de Candelaria el pasado martes.

Hamacas entre árboles en uno de los jardines de la plaza de Candelaria el pasado martes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios