Medidas para paliar las consecuencias del coronavirus en Cádiz El Gobierno aprueba rebajas de tasas portuarias de hasta un 60%

El sector de los cruceros ha sido de los más dañados por culpa del coronavirus.

El sector de los cruceros ha sido de los más dañados por culpa del coronavirus. / Julio González (Cádiz)

Este lunes ya circulaba por las redes una especie de borrador de decreto en el que el Gobierno incluía una serie de medidas económicas destinadas a suavizar los efectos del corona entre las empresa portuarias. Aquí no sale ganando el puerto ni alivia los millones que el Muelle de Cádiz dejará de ingresar este año por culpa de los muchos cruceros han tenido que cancelar sus rutas por culpa del covid-19.

Aquí el objetivo de Puertos del Estado, o sea del Gobierno, ha sido hacer algo que antes era casi un tema tabú: permitir a las autoridades portuarias a abaratar sus tasas portuarias no en función de complicados cálculos matemáticas con ecuaciones y con coeficientes casi inexplicables sino con vistas a tapar las heridas del sector con jirones de su piel, como canta Alejandro Sanz.

El puerto de Cádiz ha capeado la crisis, sus tráficos de contenedores eran tan escasos como venían siendo meses atrás, las mercancías con Canarias han aguantado el tirón a pesar de la mala salud económica que atraviesa ahora Armas Trasmediterránea, y los graneles siguen a su buen ritmo, los sólidos y, sobre todo, los líquidos.

Pero los cruceros no han corrido la misma suerte. El Gobierno cortó de raíz el tráfico de pasajeros dejando a Cádiz con una extensa lista de escalas que han tenido que ser canceladas, con lo que las pérdidas se traducen en bastantes miles de euros para la Autoridad Portuaria y en millones para la ciudad, sobre todo para sus establecimientos y su hostelería.

Pero ha llegado Puertos de Estado, con su nuevo presidente al frente, Francisco Toledo, elegido casi a dedo por el mismísimo Ábalos que buscaba un perfil que respondiera a la canción de Serrat que decía eso de “nací en el Mediterráneo”.

Hubo que esperar para escucharlo de boca del Gobierno porque entre los presidentes de las autoridades portuarias de Andalucía hicieron una especie de pacto y no querían hacer valoraciones hasta no verlo aprobado. Pero finalmente, poco antes de comer, el paquete de medidas hablaba de un “ahorro de costes para las empresas portuarias de más de cien millones de euros y la inyección de liquidez con los aplazamientos de pago” para así evitar la “destrucción de tejido logístico y de su empleo, e incrementar la competitividad de nuestros puertos en esta difícil coyuntura”, explicaba ayer el presidente Toledo.

En consecuencia ha elaborado un documento con medidas de apoyo económico a las empresas del sector marítimo que incidirán positivamente sobre las empresas que deben abonar pagos a las autoridades  portuarias por los tráficos mínimos, la ocupación, la actividad, el buque, las deudas tributarias y las terminales de pasajeros, entre otros conceptos. Esta propuesta constituirá un ahorro para las empresas, durante el presente año, que puede superar los cien millones de euros, según anuncia el Gobierno socialista.

“Las autoridades portuarias tendrán autonomía para modificar motivadamente las tasas arreglo al decreto-ley, reducir los mínimos exigibles de tráficos y actividad, y conceder aplazamientos”, señala Francisco Toledo.

“Pretendemos que la aplicación de las reducciones de tasas sea proporcionada al impacto negativo que sufran las distintas actividades, de modo que esta potente herramienta que acabamos de aprobar sea lo más justa y ágil para nuestros puertos”, afirma el presidente de Puertos del Estado.

Por una parte, las medidas contemplan una reducción de los tráficos o de la actividad mínima que muchas empresas concesionarias tienen que justificar, obligados por la Ley de Puertos. Con esta reducción temporal evitarán las penalizaciones por incumplimiento de esos mínimos devenidos como consecuencia de la crisis sanitaria.

En cuanto a la tasas de ocupación, esta medida también va dirigida a las empresas y será posiblemente la que tenga una mayor repercusión económica, pudiendo alcanzar un máximo de 84 millones de euros correspondiente al presente año 2020 para el conjunto del sistema portuario. Se diferencian las estaciones o terminales de pasajeros del resto, a fin de poderles ampliar la reducción de la tasa de ocupación hasta de un 60% al haberse quedado sin su pan que son los pasajeros, mientras que para el resto de concesiones el máximo será del 20%.

La rebaja en la tasa del buque sí va dirigida a los armadores y navieros que concurren en el puerto y que están siendo  seriamente afectados por la crisis del covid-19. Se exime del pago de la tasa del buque a todos aquellos buques que se han visto obligados a atracar o fondear en un puerto como consecuencia de una orden de la autoridad competente, como le ha ocurrido en PuertoReal al buque de la Royal Caribbean, el Carnival Victory, que llegó al astillero gaditano para ser reparado días antes de que el coronavirus hiciera mella entre sus tripulantes y tuviera que ser puesto en cuarentena en Puerto Real, donde aún permanece a día de hoy, aunque ya sin apenas tripulación. 

Otra medida aprobada ayer es la aplicación de un 50% de reducción de la cuantía básica, durante el  tiempo que esté en vigor el estado de alarma, de todos aquellos buques relacionados con el servicio marítimo regular de pasaje o carga rodada, por ejemplo, entre península y Canarias, algo que le vendrá muy bien a las cuentas de Trasmediterránea.

En cuanto a las medidas de aplazamiento de las liquidaciones de tasas, las autoridades portuarias podrán conceder aplazamientos de pago de hasta seis meses en las liquidaciones de las tasas portuarias, sin que se devenguen por ello intereses de demora ni se exijan garantías adicionales.

Por último, el decreto de ayudas al sector sí incluye una medida que sí mira más al puerto que a las empresas portuarias. Es más que evidente puertos como el de Cádiz verán sus ingresos por las tasas francamente mermados, por poner un ejemplo, con esa reducción de la tasa de ocupación que puede llegar al 60% . En este caso, para que ello no produzca un desequilibrio económico se establece que el Fondo de Compensación Interportuario (FCI) pueda medio equilibrar las cuentas a aquellas autoridades portuarias en las condiciones citadas, ya sea en el presente ejercicio o en el ejercicio 2021.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios