Marítimas

Los graneles líquidos de Cabezuela le salvan los muebles al puerto de Cádiz

  • Los tráficos que generan las empresas Puma Energy y Olivia Petroleum aumentaron más de un 128% entre septiembre de 2018 y 2019, mientras que los contenedores siguen en caída

Los graneles líquidos de Cabezuela le salvan los muebles al puerto de Cádiz Los graneles líquidos de Cabezuela le salvan los muebles al puerto de Cádiz

Los graneles líquidos de Cabezuela le salvan los muebles al puerto de Cádiz

El tráfico de graneles líquidos sigue siendo un nicho de mercado a mimar que podría salvarle los muebles al puerto de Cádiz a la vista de la continua caída de los contenedores. Y puestos a ponerle nombre al salvador, sería la actividad de Puma Energy, en el muelle de La Cabezuela, la que está arrojando unos porcentajes que harán posible un final de año en positivo para el puerto de Cádiz con respecto al pasado 2018.

Las cifras hechas públicas por Puertos del Estado indican que el tráfico de graneles líquidos aumentó hasta el mes de septiembre un 128,47%, un incremento histórico no sólo en Cádiz sino en la totalidad de los puertos españoles. Septiembre de 2018 llevaba acumuladas 487.520 toneladas, mientras que el mismo mes de este 2019 acabó con un acumulado de 1.113.848 toneladas, colocando a Cádiz entre los puertos con mayor tráfico de graneles líquidos aún muy lejos de Algeciras, Cartagena o Bilbao, todos ellos con más de 20 millones de toneladas acumuladas en ese noveno mes del año.

De ese 1,1 millón de toneladas, casi 900.000 son tráficos que tienen detrás la buena gestión de Puma Energy. La mayoría de estas toneladas son de productos bituminosos, que son los que se suelen utilizar, sobre todo, para la fabricación del asfalto.

El resto, hasta ese 1,1 millón de toneladas se deben al biocombustible que mueve Olivia Petroleum, otra firma que está mostrando su capacidad de crecimiento y confianza en el proyecto de Cabezuela.El éxito de Puma y el de Olivia Petroleum son claras apuestas empresariales que se han ido consolidando poco a poco con la mediación e impulso de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz.

Aparte de los graneles líquidos, pocos más tráficos han arrojado porcentajes que puedan llevar al ánimo a la comunidad portuaria. Los contenedores por su parte siguen lamentando la marcha a medias de la naviera MSC, que ha supuesto un descenso de este tipo de tráficos de aproximadamente 130 mil toneladas, y los tráficos con Canarias han registrado también un descenso en torno a algo más del 10% con respecto al año pasado, sobre todo por la caída del tráfico lolo, es decir el contenedor, porque el roro, es decir, el tráfico rodado, sigue manteniéndose con cierta salud a pesar de la bajada de un 19,6% con respecto a septiembre del año pasado.

Este descenso está motivado por la decisión de Trasmediterránea de llevarse la línea mixta de contenedores y roro de Cádiz a bordo del Volcán de Teneguía para su uso durante el verano en la línea entre la península y Baleares. Tras la interrupción de esta línea, quedaron en Cádiz sólo tres conexiones a bordo del Elisabeth Russ, el José María Entrecanales y y el Ciudad de Cádiz (antiguo Albayzín). De esta forma, si la línea de Trasmediterránea entre Cádiz y Canarias movió en 2018 un total de 1.070.548 toneladas, este año podría acabar por debajo de esa significativa cifra del millón de toneladas.

A la vista de la marcha de septiembre, todo hace presagiar que los resultados de este 2019 estarán por encima de los obtenidos el año pasado, que acabó con un tráfico total general de 4,075 millones de toneladas, lo que supuso prácticamente igualar el movimiento del ejercicio de 2017, con 4,1 millones. En Cádiz, si las cifras prosiguen arrojando aumentos tan significativos, sobre todo en lo referido a los graneles líquidos y sólidos, 2019 podría acabar muy por encima de ese 2017.

En cuanto a los graneles sólidos, Cabezuela sigue siendo la joya de la corona del puerto de Cádiz a pesar de que, según fuentes del sector, los meses de marzo, abril y mayo no fueron todo lo buenos que se esperaba. A pesar de ello, con la llegada del verano las cifras se han ido recuperando de manera positiva. A este respecto, las cifras de Puertos del Estado del mes de septiembre reflejan una bajada de poco más de un punto porcentual con respecto a los números del año pasado, pero las cifras que se avecinan en los meses que quedan hasta finalizar el año darán un salto cuantitativo importante, sobre todo porque aún quedan por llegar tres o cuatro cargados con azúcar sin refinar, toda ella despachadas por la consignataria Cadiship, propiedad del empresario gaditano Emilio Medina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios