Cádiz

Daniel Robledo será el capataz del Mayor Dolor de Buena Muerte

  • La cofradía designa al que comandara la cuadrilla de Ecce-Homo el año 1999, que es hermano de la corporación, para formar un grupo de hermanos que porte el palio

La cofradía de Buena Muerte ya ha designado el capataz que dirigirá el paso de palio de la Virgen del Mayor Dolor el próximo Viernes Santo. Tras la dimisión de los hermanos Francisco y Tomás Martín nada más concluir la pasada Semana Santa, la junta de gobierno ha nombrado a Daniel Robledo como sustituto.

La decisión se ha tomado después de meses de reuniones y se oficializó recientemente, cuando se le ha comunicado a Robledo. En esta apuesta de la hermandad ha pesado la pertenencia a Buena Muerte de este capataz y el proyecto de la junta de gobierno de formar una cuadrilla de hermanos para el paso de palio, al igual que ocurre con el del Cristo.

De esta forma, Robledo iniciará una programación de ensayos con la nueva cuadrilla para preparar la salida procesional del Viernes Santo de 2011 y para conformar el nuevo grupo de cargadores.

Daniel Robledo no se ponía al frente de un paso desde el año 1999, cuando dirigía el paso de misterio de la cofradía de Ecce-Homo, que fue objeto de una enorme polémica por su forma de andar y, sobre todo, por la actitud inadecuada que mostraron en la plaza del Palillero el entonces presidente del Consejo de Hermandades, Juan Manuel Alcedo, y el entonces director espiritual de este Consejo, Sebastián Llanes.

Ahora, once años después, este joven capataz volverá a comandar un paso, en este caso de palio y sin acompañamiento musical, el Viernes Santo de 2011.

Al margen de la elección del capataz y de la apuesta por crear un grupo de hermanos que porte a la Dolorosa, la cofradía de Buena Muerte ha afrontado también en los últimos meses diversas mejoras en el paso de palio. Tras los incidentes registrados el pasado Viernes Santo, cuando la parihuela sufrió diversos daños que afectaron incluso al poyero de la imagen (sistema de sujeción de los mantos), la hermandad encargó una nueva parihuela a la que se le están dando los últimos retoques y que se estrenará en 2011.

Estos trabajos los ha realizado Andrés Cano, que es profesor de Grado Superior de Soldadura y que también es capataz actualmente del paso de palio de la Virgen de la Salud, de Sanidad. Además, Cano ha realizado ya diversas parihuelas para pasos de la capital gaditana.

Por su parte, la cuadrilla de cargadores (también hermanos de la cofradía) del Cristo de Buena Muerte seguirá siendo Pablo Lacave, quien hace ya cuatro años sustituyó a Miguel Ángel Maján al frente del paso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios