Política municipal

Coronavirus en Cádiz: La Corporación confinada

  • Mucho teletrabajo para seguir la actividad municipal diaria, lectura de libros y echar de menos el contacto con la familia, denominador común de los portavoces municipales

Imagen de un pleno del Ayuntamiento de Cádiz.

Imagen de un pleno del Ayuntamiento de Cádiz. / Jesús Marín

Vivimos confinados desde hace más de tres semanas. La palabra teletrabajo ha llegado a nuestras vidas y la administración es una de ellas. Durante las últimas semanas hemos visto alguna vez que otra al alcalde José María González ‘Kichi’ con el despacho que ha trasladado del edificio consistorial en la plaza de San Juan de Dios a una mesa de la cocina de su casa, donde sigue el trabajo diario a base de llamadas telefónicas y reuniones telemáticas.

¿Cómo está siendo este confinamiento en los distintos portavoces municipales del Ayuntamiento?Ana Fernández (Adelante Cádiz), Juancho Ortiz (Partido Popular), Mara Rodríguez (PSOE), Lucrecia Valverde (Ciudadanos) y Domingo Villero (grupo no adscrito) cuentan su experiencia durante estos días pero todos coinciden en que están llevando la actividad municipal como si estuvieran de manera presencial

Como le ocurre a cada uno de los ciudadanos, se mueve el aspecto personal y el profesional. En el primero llama la atención el escenario que describe Lucrecia Valverde en una familia numerosa con matrimonio y cuatro hijos que uno se imagina en casi una especie de camarote de los hermanos Marx “pero yo lo estoy llevando muy bien porque nosotros somos muy familiares”. Sin embargo, lanza el mensaje de que se sienten privilegiados “porque ninguno nos encontramos en situación de riesgo”.

Lo más duro en la mayoría de los casos es la falta de contacto con los familiares y amigos, en especial con los padres. La socialista Mara Rodríguez es muy gráfica en ese aspecto: “Lo que más echo de menos es poder tocar, besar, sentir a los amigos y a los familiares. Yo soy un poco del sistema Braille”.

Domingo Villero también tiene, al igual que el resto, esa carencia que tiene toda la ciudadanía, “porque aunque tenemos las nuevas tecnologías, nada puede suplir al contacto directo”. No obstante, también saca algo positivo de todo esto y “es la oportunidad de pasar mucho más tiempo con la familia”.

El popular Juancho Ortiz, que se define como un adicto a las noticias, asegura que una de las cosas que está haciendo en su tiempo libre es leer, un hábito que también ha recuperado Ana Fernández.

En todos ellos hay un poco de caída del mito del teletrabajo, la sensación de que al final implica una mayor dedicación de que si lo hicieran de manera presencial. Ortiz, por ejemplo, está teniendo que atender para su despacho de abogado a clientes que se están viendo afectados por Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE), mientras que Domingo Villero también desde la distancia tiene que seguir llevando el día a día de las pequeñas empresas que posee y también de la actividad diaria del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales.

La portavoz del equipo e Gobierno, Ana Fernández, cree que la actual situación es un reto, pero su principal preocupación “es la responsabilidad que tenemos y de estar a la altura de lo que requiere las circunstancias que estamos viviendo”.

Añade que esto días están siendo de mucho teléfono, de muchas videollamadas y también de corres electrónicos, un método que le sirve para dar instrucciones a los funcionarios y también para hacer las consultas pertinentes.

Juancho Ortiz señala que a diario mantiene contacto con el resto de los miembros de su grupo y cada dos días hacen conexiones telemáticas con todos a la vez “para que el trabajo municipal siga a pleno rendimiento”.

Ortiz dice que se está haciendo “una mal llamada oposición porque lo que estamos haciendo nosotros es aportar y no hacer guerra política, algo que sí se está haciendo por parte del equipo de Gobierno”.

Mara Rodríguez también señala que están en el día a día municipal con todo tipo de propuestas y manteniendo contacto, no sólo entre su propio grupo municipal, sino también con los colectivos de la ciudad.

Lucrecia Valverde igualmente sigue con el trabajo municipal con la misma dedicación y, entre sus desvelos, está desde el principio que se restauraran los plenos de manera telemática.

Domingo Villero, por su parte, afirma que en la reuniones del Covid-19 “estoy tratando de aportar ideas y tratando de ser solidarios, ya que he dado mi asignación para diversas asociaciones”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios