DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Desescalada tras el coronavirus en Cádiz Cádiz no está de rebajas

  • Aún son pocas las tiendas que han optado por abrir sus puertas pero menos son la que han decidido colgar un cartel de rebajas en sus escaparates

La tienda de ropa Encuentro es una de las pocas que luce una promoción con descuentos en sus escaparates La tienda de ropa Encuentro es una de las pocas que luce una promoción con descuentos en sus escaparates

La tienda de ropa Encuentro es una de las pocas que luce una promoción con descuentos en sus escaparates / Jesús Marín (Cádiz)

Si el problema era aguantar las posibles avalanchas y aglomeraciones durante las rebajas  en esta nueva fase de la Fase 1 en la que el Gobierno permite ya a los establecimientos a realizar "acciones comerciales o de promoción", desde este mismo lunes.

Y como nunca te acostarás sin saber algo nuevo. Varios de los establecimientos que hemos visitado a lo largo de la mañana diferencian con claridad  lo que es una promoción y lo que es una rebaja. El primer termino lleva consigo una limitación en el tiempo. Es decir, se inicia una promoción del 30% a lo largo de esta semana. Sin embargo las rebajas no conllevan un límite en su caducidad, de manera que perdura en el tiempo hasta que la firma o la tienda así lo decide.

Pero ni Cádiz ni los gaditanos parecen tenerlo aún demasiado claro. 

Inicias el tránsido en la plaza de San Juan de Dios y te encuentras con una calle San Francisco casi desolada aún de establecimientos abiertos al público. El viandante se encuentra con Filigrana, por ejemplo, pero es el primero abierto en esta calle y el primero que viene a demostrar que, de momento, no entra en los planes de muchos establecimientos el colgar ese cartel de rebajas.

En San Francisco, casi todo cerrado aún. Luego está Paris Nails, donde te dan el arreglito a las úñas, pero donde no caben ni rebajas ni promociones. Le sigue abierto Sneakers Nº36 Compani o Joyería Gordillo, donde ya dan servicio a toda su clientela. Ni Spagniolo,  ni la zapatería Cobo, ni Rosa Clara (tienda de trajes de boda).

El primero cartel con el que se encuentra el ciudadano del tipo gangas es el de la tienda de ropa Encuentro En espacarate sí luce un cartel de Re-encuentro al 30%. La firma ha tenido la brillante idea de jugar con el nombre de la tienda para combinar la rebaja con la búsqueda del reencuentro con esos clientes que aún se muestran precavidos, con miedo y, en muchos casos, demasiado "tiesos" como para pensar en trapitos.

En Encuentros, una única dependienta, Rocío, que se turna con otras dos compañeras para cubrir la jornada completa a excepción de la hora de comer, en la que sí se cierra la tienda. "Lo que aquí tenemos es una promoción con la que intentamos atraer a la clientela y así estaremos, de momento, hasta el día 24". Es toda ropa nueva, según nos cuenta Rocío.

Y la primera cafetería abierta, Tradicionarius, en San Agustín, en cuya terraza si parecía haber ganas de volver a la normalidad. Todas las mesas con su distancia prudencial y "desayunantes" que sí parecen tener ganas de pasar ya de fase y de que esa nueva normalidad sea tan sólo normalidad.

En Golden Mac, rebajas, ni de coña, ya quisiéramos los amantes de la informatica.

En Catchalot, también en San Francisco, tenían abierto pero de momento no habían acudido a poner rebajas. A pesar de ello, había casi cola para entrar. Y resultaba peculiar porque nada más entrar, Eva te echa spray desinfectante en las manos y va controlando el aforo del establecimiento, no pudiendo superar éste las cinco personas en tienda. Enfrente, otra zapatería, Maribel, tampoco con rebajas.

La siguiente tienda que sí luce uno de esos atractivos símbolos del tanto por ciento Women Secret. Una de sus dependientes afirma que intentaron poner rebajas el día 11 pero las tuvieron que quitar en el momento en el que les advirtieron que no era legal para intentar evitar aglomeraciones y avalanchas. Pero parece que Cádiz tendrá que esperar aún un tiempo para que las avalanchas y los empujones no sean para otra cosas que no sea para ir a la playa, comer caracoles o pedir topolinos a Los Italianos.

La orden ministerial indica que en el caso de realizar estas rebajas, se deberán de adoptar medidas para evitar que se produzcan aglomeraciones de personas, que impidan el mantenimiento de la distancia de seguridad sanitaria. En el caso de que sea imposible controlar esta situación se procedería al cese inmediato de estas campañas de venta.

Según el calendario del Gobierno, a partir de la fase 2 se ampliarán las posibilidades comerciantes, tanto de espacios abiertos como de ocupación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios