Cádiz| La crisis del coronavirus

Las bandejas de pacientes con Covid-19 del Puerta del Mar se están limpiando en los baños de las habitaciones

  • Las secciones sindicales de Autonomía Obrera y CGT insisten en la mala gestión que se está haciendo en el hospital de los residuos de coronavirus

Un trabajador del Hospital Puerta del Mar asomado a una de las ventanas del centro. Un trabajador del Hospital Puerta del Mar asomado a una de las ventanas del centro.

Un trabajador del Hospital Puerta del Mar asomado a una de las ventanas del centro. / Jesús Marín

Las secciones sindicales de Autonomía Obrera y CGT del Hospital Puerta del Mar lamentan la imposición por parte de la dirección del centro y su empresa adjudicataria del servicio de limpieza (Sacyr) "de nuevas y peligrosas prácticas a la plantilla de limpiadoras de las plantas octava y novena, donde se encuentran ingresados los pacientes de Covid-19", consistentes en limpiar las bandejas de la comida de los enfermos en los cuartos de baños de las habitaciones, entre otras cosas.

Esta denuncia viene después de otras hechas públicas por estos sindicatos sobre la mala gestión de los residuos relacionados con este virus en el hospital gaditano, ya que se están traspasando a cajas de cartón y tratando a mano los contenedores para reutilizarlos rápidamente en planta, realizándose toda esta operación junto a la zona de descarga de alimentos.

Desde Autonomía Obrera y CGT explican que hasta el momento, todos los residuos procedentes de pacientes sospechosos o confirmados de Covid-19 se eliminaban en los contenedores verdes con bolsas rojas colocados en todas las habitaciones, de modo que se seguía el procedimiento habitual establecido en la normativa que existe al respecto a nivel comunitario, estatal y autonómico, e, incluso, en el propio Plan de Gestión de Residuos del SAS, donde, según estos sindicatos, "se recoge con toda claridad que los pertenecientes al grupo IIIA (infecciosos) se deberán recoger en bolsas de color rojo que cumpla la norma UNE 53-147-85, con galga mínima 400, preferentemente de material reciclado y en contenedores reutilizables o de un solo uso (en ese caso no será necesaria el uso de la bolsa) de color verde, elaborados con material que garantice su total eliminación, rígidos, impermeables, resistentes a agentes químicos y a materiales perforantes y que dispongan de un cierre provisional que garantice su estanqueidad hasta su llenado y de un cierre hermético definitivo".

Sin embargo, aseguran que desde el pasado martes, día 7 de abril, la dirección del hospital y Sacyr "han decidido unilateralmente que las bandejas desechables de los pacientes de covid 19 ya no se eliminen como siempre se ha hecho, ni como se eliminan el resto de residuos en contacto con Covid-19, es decir, en los contenedores verdes". Y detallan el procedimiento que se ha impuesto: "Tras cada comida, sólo se eliminarán en los contenedores verdes los cubiertos, platos, etc., pero no las bandejas desechables, que se dejarán en la habitación. A continuación, la limpiadora (con EPI completo) lavará la bandeja desechable en el baño de la habitación, le pasará una bayeta con lejía y la aclarará con agua. Finalmente, la limpiadora deberá meter la bandeja en una bolsa marrón que depositará después en los contenedores de residuos asimilables a urbanos para su traslado y eliminación como basura normal".

Imagen enviada por los sindicatos de una bandeja de pacientes con coronavirus con la basura normal. Imagen enviada por los sindicatos de una bandeja de pacientes con coronavirus con la basura normal.

Imagen enviada por los sindicatos de una bandeja de pacientes con coronavirus con la basura normal.

Los representantes de Autonomía Obrera y CGT en el Puerta del Mar indican que aunque, como en el caso de lo que están haciendo en el almacén de residuos del sótano, no se ha informado a ningún sidicato "de las razones por las que de nuevo se vuelve a incumplir la normativa sobre gestión de residuos de forma tan flagrante y peligrosa, es de suponer que la excusa de la nueva medida será también esa presunta falta de contenedores que nadie argumenta públicamente, ni nadie por supuesto acredita".

En este punto, recuerdan que la Orden SND/271/2020, de 19 de marzo, del Ministerio de Sanidad, por la que se establecen instrucciones sobre gestión de residuos en la crisis sanitaria por el Covid-19, ordena en lo relativo a residuos hospitalarios que "los residuos en contacto con Covid-19 como guantes, mascarillas, batas, etc., se considerarán como residuos infecciosos y se gestionarán como tales…", añadiendo a continuación que "se deberá maximizar el llenado de los contenedores disponibles en estos centros (…) evitando entregarlos a los gestores autorizados sin optimizar su capacidad, de forma que se logre así una gestión lo más eficiente posible".

Así, según AO y CGT, "ni el hospital ni Sacyr parecen haber entendido en lo más mínimo que todos los residuos en contacto con Covid-19 deben eliminarse como infecciosos, y menos aún el significado de maximizar. Ellos, en lugar de eliminarlo todo como infeccioso y maximizar el uso de los contendores (es decir, intentar que cada contenedor alcance el máximo de su capacidad de residuos y no se cierren sin completar), han decidido, por su cuenta y riesgo, que las bandejas desechables contaminadas no sólo no se van a eliminar como residuos infecciosos (y no las van a meter, por tanto, en los contenedores verdes), sino que, además, van a gestionarlas de forma chusquera convirtiendo las duchas de las habitaciones en pequeñas plantas de tratamiento de residuos infecciosos, donde, utilizando a las limpiadoras, transforman un residuo altamente infeccioso en otro asimilable a urbano. Lo que, según la ley, sólo se puede realizar por empresas reconocidas y en plantas autorizadas nuestro hospital, al más puro estilo chabacano de su gerente, lo pasa a hacer en los cuartos de baño de las habitaciones de pacientes de Covid-19, ¡y aquí no ha pasado nada!".

Desde Autonomía Obrera y CGT del Hospital Puerta del Mar, exigen "que se ponga fin de inmediato a todas estas medidas que no solo incumplen frontalmente la normativa de gestión de residuos, sino que, además, suponen un gravísimo ataque al derecho a la salud de todas los trabajadores de limpieza de nuestros hospitales". Así mismo, vuelven a pedir el "cese fulminante del director gerente del hospital y de su director económico por la enorme incompetencia que desde el principio de esta crisis vienen demostrando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios