Salud y medio ambiente en Cádiz

Cádiz se baja los humos

Carpa de la Asociación contra el Cáncer para recoger firmas por una playa libre de humos en Cádiz.

Carpa de la Asociación contra el Cáncer para recoger firmas por una playa libre de humos en Cádiz. / Jesús Marín

La Asociación Española contra el Cáncer se ha puesto como objetivo lograr que las playas de Cádiz sean más pronto que tarde espacios libres de humo. Con la mente puesta en proteger la salud de los ciudadanos en general y de los menores en particular, la asociación ha emprendido una campaña de firmas con la que sustentar un objetivo que, de momento, solo cumplen una veintena de playas de la provincia gaditana. La iniciativa, que en la capital ha tenido su centro en la plaza de San Juan de Dios, ha recibido el respaldo de instituciones públicas y partidos políticos. Además de esta recogida de firmas, la asociación en Cádiz está preparando alegaciones a la nueva ordenanza de playas para ampliar aún más los espacios sin humo que el texto recoge en el litoral de la capital, que de momento se limitan a las zonas deportivas.

Una pequeña carpa situada ante el Ayuntamiento de Cádiz ha servido para que los voluntarios de la Asociación contra el Cáncer hayan recogido hoy las firmas ciudadanas para esta campaña que según explica María Jiménez Cividanes, gerente de la asociación en la provincia, buscar "proteger la salud de los fumadores pasivos y evitar que se considere normal el hecho de fumar en espacios públicos y de ocio". Para argumentar el objetivo, ofrece datos. "De cada ocho millones de personas que mueren por algún cáncer relacionado con el tabaco -hay 20 tipos en los que influye-, un millón no ha fumado nunca".

Recuerda María Jiménez que la Ley Antitabaco data de 2010 y que aquella norma sirvió para liberar de humos los espacios cerrados. El objetivo ahora se amplía para alcanzar a las zonas abiertas, a los lugares de ocio, donde el riesgo es igualmente alto para la salud: "Está demostrado que también en los espacios abiertos el humo del tabaco contiene más de 70 sustancias cancerígenas que pueden afectar al fumador pasivo".

La campaña en Cádiz se centra en las playas, el pulmón medioambiental de la ciudad y donde se intenta "proteger en especial a los menores" del humo del tabaco, al tiempo que se busca "desnormalizar" su consumo para que fumar no sea un ejemplo a imitar en el futuro. De hecho, un objetivo a largo plazo de la asociación en España es lograr en el año 2030 "una sociedad libre de humos en la que los jóvenes que tengan en ese momento 18 años nunca hayan fumado. Si los niños ven que se puede fumar en espacios de ocio, pueden normalizar el consumo".

En Cádiz, además, con la nueva ordenanza municipal de playas en periodo de exposición pública, la asociación anuncia que presentarán alegaciones: "Queremos que sea más ambiciosa, que se prohíba fumar en todas las playas de la capital, no solo en unas zonas en concreto que se vayan acotar con libres de humo. Esa será nuestra petición en la capital y en todos los municipios de la provincia, donde también lo pediremos".

Precisamente de primera mano ha podido conocer la concejala de Medio ambiente de Cádiz, Rocío Sáez, la intención de presentar esas alegaciones a la norma: "Ahora es el momento", señala la edil, satisfecha de la participación ciudadana en la confección de la ordenanza. La concejala fue la encargada de respaldar con su presencia la campaña de firmas de la Asociación contra el Cáncer, como también hicieron el subdelegado del Gobierno, José Pacheco, y varios concejales del Partido Popular: Juancho Ortiz, Carmen Sánchez y Vicente Sánchez. Todos apoyaron la iniciativa con su firma.

Desde el ayuntamiento gaditano, Rocío Sáez recuerda qué plantea y por qué la nueva ordenanza: "Es completamente necesario tomar medidas en este sentido, por dos motivos. Por un lado, por salud, por seguir protegiendo a los fumadores pasivos y que los espacios de convivencia y más aún de ocio saludable estén libre de elementos nocivos como el humo del tabaco.Y por otro, por la vertiente medioambiental, ya que las colillas son un residuo difícil de recoger en la arena y nefasto para la misma y para nuestros mares".

"En espacios deportivos al aire libre no es de momento obligatorio por ley y nosotros sí lo hemos prohibido expresamente en la ordenanza de playas. En el resto de la playa veíamos que lo más idóneo era ir poco a poco, de manera progresiva. Vamos caminando en ese sentido", explica Sáez.

La edil da la bienvenida a las alegaciones y a la recogida de firmas para proteger de humos los espacios al aire libre, y recuerda también la "buena relación" que el consistorio mantiene con la asociación gaditana. En esta nueva temporada de playas se repetirá además la campaña de concienciación a través de la megafonía. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios