Bares y restaurantes | Cádiz El Ayuntamiento recorta a la mitad y retranquea las terrazas de la Plaza de Mina

  • Los propietarios del bar Mediterráneo no descartan el cierre de un negocio que aseguran que sólo funciona en verano, después de que le reduzcan las mesas de 28, a nueve o diez

La Delegación de Transportes, vía pública y multas del Ayuntamiento de Cádiz ha decretado la retirada de más de la mitad de las mesas de terraza de dos bares de la Plaza de Mina y su recolocación pegadas a los jardines centrales de este espacio público, según informaron a este periódico los propietarios del bar Mediterráneo y de Mina Five y El Piccola.

La reducción de las mesas es el resultado de la aplicación de la nueva ordenanza de terrazas, vigente desde julio del año pasado, y se produce justo cuando desde el sector se vienen solicitando ampliaciones de espacio que palíen las pérdidas generadas por los tres meses de cierre forzoso que conllevó el estado de alarma decretado por el covid-19 y a la vez garanticen el cumplimiento de las distancias en prevención de la pandemia.

Así, las cuarenta mesas de las que disponían a medias Mina Five y Piccola quedan reducidas a 19. Todas tendrán que colocarse en el pasillo situado entre la fila interior de bancos de la plaza y los parterres de los jardines, “en una franja de muy difícil acceso para los camareros, que se moja a diario con los aspersores de riego y que se ensucia de tierra y hojas secas en cuanto salta el levante”, se queja Emilio Sancho, propietario de los dos establecimientos.

En la otra punta de la plaza, las 26 mesas que tiene concedidas el bar restaurante Mediterráneo, incluidas las correspondientes a un local colindante, quedarían reducidas a entre nueve y diez en una franja de unos 60 metros cuadrados encajonada también entre la fila interior de bancos y los jardines de este espacio público, lamenta Alexis Aido García, copropietario del establecimiento. Ayer por la tarde tenía instaladas 18.

“Nosotros trabajamos básicamente en verano y si ahora vamos a tener menos de la mitad del volumen de negocio, tendremos que prescindir de trabajadores y sacar esto adelante entre mi mujer y yo, porque sólo nos va a quedar para pagar impuestos y para dos sueldecitos. Por eso nos estamos planteando seriamente el cierre”, confiesa a este periódico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios