Cádiz

El Ayuntamiento gastó 5,5 millones de euros en Servicios Sociales en 2014

  • Casi la mitad, 2,6 millones, corresponden a emergencias sociales y ayudas familiares, sobre todo destinadas a la vivienda Crece el dinero destinado al pago de recibos de luz y de agua

Semana tras semana (viernes tras viernes, para ser más exactos, salvo alguna semana que se haya adelantado al jueves) la alcaldesa ha venido detallando qué partida económica ha aprobado la Junta de Gobierno Local para las ayudas de emergencia social y las ayudas económicas familiares. Cifras normalmente de tres ceros que han ido sumando, hasta alcanzar al cierre del ejercicio los 2,6 millones de euros, prácticamente la mitad del gasto que ha tenido el Consistorio en Servicios Sociales durante el año recién acabado. Y muy superior a los 1.850.000 euros que se emplearon en 2013.

Las ayudas de emergencia social son las más recurridas en el Consistorio. En 2014 sumaron hasta 3.883 ayudas, que superaron en conjunto los 2,4 millones de euros. Casi el 90% de estas ayudas están relacionadas con la vivienda, que se reafirma así como uno de los principales problemas para personas y familias con pocos recursos en la ciudad. En vivienda se atendieron 187 ayudas para el alquiler de una nueva vivienda; 388 para el pago periódico del alquiler (normalmente estas ayudas se conceden de manera trimestral, renovándose en función de la variación socioeconómica de cada caso); 1.043 ayudas para el alquiler puntual (para pagar meses sueltos o algún mes concreto que el demandante no pueda abonar el pago por alguna causa puntual); otras 758 para deudas de alquiler (en los casos en que el inquilino debe uno o varios meses de alquiler al propietario); 82 más para deudas de hipoteca (para pagar parte de una deuda contraída por impago de recibos de hipoteca); y 224 ayudas más que se dirigieron al pago puntual de la mensualidad de su hipoteca (generalmente personas que siempre han tenido trabajo y de manera temporal no pueden hacer frente al pago del recibo).

"La vivienda es una de las principales apuestas de nuestra acción social de Gobierno. Cada año aumentamos el esfuerzo y el gasto económico que destinamos en ayudas a los gaditanos para pagar su vivienda", indican desde el Gobierno municipal, cuyo balance establece que el pasado año se proporcionó el acceso "a una vivienda digna" a 1.600 familias -1.390 de ellas a través de las ayudas de emergencia social, además de las 102 de Matadero, las 28 de Abarzuza y otras 80 de los programas de Procasa-, que se unen a las más de 2.000 que viven en viviendas sociales del parque municipal.

El pago de los recibos de luz y de agua es otra de las labores constantes de los servicios sociales municipales. En 2014, se destinaron 500.010 euros a las ayudas de electricidad, correspondientes al pago de 3.500 recibos de luz; al pago del alta de 19 suministros; y a la bonificación de recibos de 2.200 mayores con rentas bajas. Esta cifra, según fuentes municipales, es un 25,4% más elevada que la empleada al mismo asunto en 2013.

En cuanto al agua, las ayudas sumaron un total de 210.000 euros, empleados en el pago de 2.000 recibos de agua, de 95 altas de suministro y de 1.000 bonificaciones a personas mayores. Nada menos, en conjunto, que un 71,4% más de gasto en este tipo de ayudas que el año anterior.

Las ayudas sociales se completan con las ayudas económicas familiares, que en 2014 ascendieron a 164.723 euros, colaborando con 63 familias; y con otros gastos de emergencia social, para hacer frente a ingresos de mayores en residencias, a prótesis oculares, tratamientos médicos, libros de texto, mobiliario y enseres domésticos o transporte.

A todo esto hay que sumar otros puntos de los que también se ocupa el área municipal de Servicios Sociales. Y especialmente costoso es el destinado a la ayuda a domicilio. Distingue aquí el Ayuntamiento entre la ayuda a domicilio municipal, en la que en 2014 se atendieron una media de 221 personas, sumando el gasto de los doce meses 1.100.239 euros; y la ayuda a domicilio de la Ley de Dependencia, donde la media mensual de usuarios asciende a 320 y donde se invirtió 2.035.855 euros (partida de la cual el 90% subvenciona la propia Ley de Dependencia y el resto lo abona el Ayuntamiento).

Y por último, suma también el Consistorio en esos 5,5 millones finales el poco más de medio millón (557.489 euros, en concreto) relacionado con los 35 convenios firmados en 2014 para colaborar con entidades sociales de la ciudad.

Además de esta intensa actividad y de las importantes partidas económicas destinadas a lo largo del pasado año a colaborar con las personas y familias más necesitadas, fuentes municipales destacan por último las mejoras en el servicio y los cambios en la organización para procurar una mejor atención a los usuarios de los servicios sociales. Entre estas mejoras y cambios destacan "que hemos eliminado las listas de espera, hemos implantado la libre elección del profesional, hemos creado unidades específicas para atender a los usuarios de los servicios de dependencia y ayuda a domicilio, hemos creado una UTS más, hemos aumentado el tiempo de atención al público, hemos logrado que el ciudadano reciba antes las ayudas económicas y hemos creado el servicio de triage -como disponen en el SAS, por ejemplo-, que es el primer paso en la atención directa al usuario de los servicios sociales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios