Cádiz

El Ayuntamiento asume mejoras en la lonja pero no una reforma integral

  • Asegura que ya ha iniciado trabajos de adecentamiento, pero a algunos mayoristas les hablan de un proyecto mayor paralizado

Estado en el que se encuentra uno de los aleros de los muelles de carga de la lonja de fruta, un edificio de propiedad municipal. Estado en el que se encuentra uno de los aleros de los muelles de carga de la lonja de fruta, un edificio de propiedad municipal.

Estado en el que se encuentra uno de los aleros de los muelles de carga de la lonja de fruta, un edificio de propiedad municipal. / jesús marín

Comentarios 2

El Ayuntamiento de Cádiz no ha tardado en reaccionar a la denuncia sobre el lamentable estado estructural e higiénico sanitario en el que se encuentra la lonja de fruta que publicó el domingo este periódico. Pero ni mucho menos en la medida que esperaban los mayoristas denunciantes de la situación actual de este edificio de propiedad municipal, víctima de un abandono de lustros por parte de dos equipos de Gobierno.

Desde el Consistorio aseguraron a este medio que, tal y como estaba previsto, ayer se iniciaron las labores de adecentamiento de las instalaciones de las que se había informado la semana pasada al presidente de la Asociación de Mayoristas de Frutas de Cádiz. Sin embargo, Antonio Lafuente, secretario del colectivo y portavoz de las seis firmas que trabajan en la lonja, relató a este periódico que ayer por la mañana acudió a la lonja un técnico municipal -el director de Consumo y Mercados, José Antonio Castro- quien les informó de una antigua propuesta elevada al equipo de Gobierno municipal. El proyecto no sólo contempla un plan de mantenimiento del edificio sino también una obra de cierta envergadura. "Pero todo eso está paralizado, no sabemos exactamente por qué", comentó Antonio Lafuente.

Hay un plan de mantenimiento y una obra pendientes, dicen los empresarios

El secretario de la asociación reconoce haber visto ayer por la mañana a algunos trabajadores municipales en las instalaciones de la lonja de fruta, pero no le consta que se hayan iniciado trabajos de adecentamiento algunos. "Al menos hasta que me fui después de la jornada de trabajo", añadió.

Pero como denuncian los mayoristas, los males que aquejan a la antigua lonja municipal de frutas y verduras, cuyas cuarteladas mantiene arrendadas el Ayuntamiento en régimen de concesión administrativa, van más allá de una necesidad de limpieza a fondo y periódica, que por supuesto requiere de urgencia. Los aleros de los muelles de carga están con los armazones estructurales al aire y el estado de los mismos es tan precario que ya han provocado más de un accidente. Hay importantes entradas de agua en los techos de la nave principal y en el de alguna cuartelada cuando llueve. Faltan ventanas y ha habido desprendimientos de fachada. Y el edificio en sí no cumple con la normativa sanitaria vigente -aunque sí las cuarteladas-, explicaron los mayoristas a este periódico.

Los lavabos se encuentran en un estado lamentable y no se ha ce recogida selectiva de las cajas de madera, plástico y cartón, que representan un serio problema en un centro donde se mueven a diario entre 30 y 40 toneladas de frutas y verduras.

Aunque en el último PGOU en la finca de la lonja lo que aparece es una zona verde y suelo destinado a uso residencial no parece que vuelva a haber planes de desalojo y traslado a otro lugar, aunque los mayoristas ya han expresado más de una vez su voluntad de negociar la construcción de un nuevo edificio en algún solar cedido por el Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios