Cádiz

El Ayuntamiento da 48 horas a Costas para que actúe en el Molino de Mareas

  • Teófila Martínez ha enviado una carta al Ministerio de Medio Ambiente para que tome las medidas de seguridad por los deterioros detectados en la última semana · Se han sustraído algunos puntales

El Ayuntamiento de Cádiz requirió ayer al Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, titular de la administración pública propietaria del Molino de Mareas del Río Arillo, la ejecución inmediata en el plazo de 48 horas de las medidas de seguridad necesarias en el edificio como consecuencia de nuevos e importantes deterioros detectados en el edificio en la última semana.

Este nuevo requerimiento municipal -que se efectúa por vía de urgencia a través de un Decreto de Alcaldía apenas tres semanas después de que la Junta de Gobierno Local pidiera la rehabilitación del Molino- obedece a que, según afirma el Ayuntamiento en un comunicado, en la última semana se ha producido la sustracción de elementos de apuntalamiento cuya misión era soportar unas vigas de madera, tal y como ha comprobado en una inspección ocular realizada el pasado sábado 6 de agosto la Policía Local. Estos hechos fueron refrendados posteriormente, el lunes, por un técnico municipal de Urbanismo que tras una inspección ocular comprobó que "salvo vicios ocultos, se detecta un deterioro en el apuntalado del forjado de cubierta por pudrición de las cabezas de las vigas".

A pesar de que desde el año pasado el recinto permanece cerrado en los accesos a través del sendero, continúan accediendo personas por los huecos que dan a la zona de las salinas con el alto riesgo de seguridad que ello supone.

Este hecho sumado al deficiente estado de conservación del Molino justifican el requerimiento municipal urgente, según el Ayuntamiento. Por ello, Martínez envió ayer una carta dirigida a la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, como titular de la administración propietaria del inmueble y responsable de su mantenimiento y conservación así como de cuantos daños y perjuicios puedan resultar con ocasión de las actividades de particulares en dicho recinto, y al subdelegado del Gobierno en Cádiz, Sebastián Saucedo.

En la misiva la primera edil requiere, de conformidad con el artículo 9 del Real Decreto 2/2008, de 20 de junio, que tras la recepción del escrito el destinatario deberá proceder a ejecutar "en el plazo de 48 horas cuantas medidas de seguridad sean necesarias, tanto de apuntalamiento como de cegado de todos los huecos de acceso al recinto desde las salinas con fábrica de ladrillo y reforzar los huecos ya cegados con anterioridad, así como reforzar el apuntalamiento de forjado de las zonas más deterioradas".

Según reza el escrito municipal, si transcurrido dicho plazo no se ejecutan los trabajos de seguridad, el Ayuntamiento de Cádiz "podrá adoptar en función de lo dispuesto en el artículo 158.2 de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía, las medidas tanto de ejecución subsidiaria como cualquier otra conminatoria o sancionadora que proceda".

El Ayuntamiento de Cádiz ha realizado numerosos requerimientos de seguridad y ornato sobre el Molino del Río Arillo en los últimos trece años y, expropiada la finca, en reiteradas ocasiones ha realizado obras de seguridad por ejecución subsidiaria.

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, criticó que el Molino de Mareas siga deteriorándose en los últimos años "sin que sea culpa del Ayuntamiento y a pesar de los numerosos esfuerzos municipales que llevamos haciendo desde hace más de una década".

Teófila Martínez manifestó sentirse harta "de la dejadez y la despreocupación de los titulares de un inmueble que sufre un continuo deterioro y sus responsables no hacen nada por su recuperación y puesta en valor desde hace años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios