Cádiz

Atienden a 120 personas en Santa María por picaduras de medusas

  • La presencia de estos animales marinos obliga a izar la bandera amarilla el pasado domingo

Varias medusas, en la orilla de la playa en temporadas pasadas. Varias medusas, en la orilla de la playa en temporadas pasadas.

Varias medusas, en la orilla de la playa en temporadas pasadas. / jesús marín

El domingo se presentaba como un día magnífico para disfrutar de las playas de la capital gaditana. El tiempo acompañaba, sobre todo tras un mes de julio raro en lo meteorológico. Sin embargo, los bañistas que acudieron a Santa María del Mar, una de las más concurridas en esta jornada por su ubicación, se encontraron con una desagradable sorpresa: la aparición de medusas.

Pasado el mediodía, la calma con la que se podía disfrutar de este arenal se truncó al comenzar a llegar bañistas al botiquín de esta playa, situado en una de las rampas de acceso. A lo largo de la jornada, según informaron fuentes municipales, los servicios sanitorios tuvieron que atender a 120 personas aquejadas de diferentes picaduras producidas por estos animales marinos.

Es la primera vez que se coloca esta enseña para advertir a los bañistas de este riesgo

Este hecho provocó que sobre las dos de la tarde se tuviera que colocar la bandera amarilla en Santa María del Mar, con la que se advertía a los bañistas de que debían tener precaución si se bañaban en esta playa, aunque no se prohibió en ningún momento el baño.

Según explicaron ayer estas mismas fuentes municipales, la colocación de la bandera amarilla se realizó al seguirse el protocolo ante la aparición de medusas, que obliga a izar la bandera amarilla si en una hora se realizan 25 atenciones por las heridas provocadas por estos animales marinos.

De hecho, estas fuentes municipales constataron que es la primera vez que se coloca en la ciudad la bandera amarilla por la aparición de medusas. Una acción inusual en la capital gaditana, pero totalmente justificada debido a la alarma que se generó en Santa María del Mar por el constante trasiego de personas hacia el botiquín aquejadas por picaduras.

Con la colocación de la bandera amarilla, señalan desde el Ayuntamiento, se advierte a los bañistas de su presencia en el mar, por lo que se les pide que extremen las precauciones y que sean precavidos a la hora de darse un chapuzón, sobre todo para la población de riesgo, en este caso los alérgicos.

El hecho de que en el Ayuntamiento no se tenga constancia de que se haya colocado alguna vez la bandera amarilla por la presencia de medusas explica lo inusual de lo ocurrido el pasado domingo. Desde el Ayuntamiento indican como posibles causas de la presencia de tantas medusas el alto coeficiente de marea que se registró durante la jornada y la temperatura tan alta que ha tenido el mar durante los últimos días.

Con todo, ayer regresó la normalidad a la playa de Santa María del Mar, en donde volvió a ondear la bandera verde al no existir ya ningún riesgo por medusas. De hecho, hasta las 14.30 horas de ayer no se había registrado ninguna atención por picaduras provocadas por estos animales marinos en el botiquín de este arenal. Sin embargo, seis bañistas sí tuvieron que acudir al de La Caleta al presentar heridas por este motivo, mientras otra persona también hizo lo propio en uno de los situados en La Victoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios