Cádiz

Aguas de Cádiz toma precauciones por un corte en una finca de Loreto

  • Las primeras pruebas apuntan a que el origen se encuentra en el depósito de este edificio de la calle Infante de Orleans

Vecinos del número 2 de la calle Infante de Orleans salen con cubos a buscar agua potable por el corte del suministro que sufre el edificio. Vecinos del número 2 de la calle Infante de Orleans salen con cubos a buscar agua potable por el corte del suministro que sufre el edificio.

Vecinos del número 2 de la calle Infante de Orleans salen con cubos a buscar agua potable por el corte del suministro que sufre el edificio. / lourdes de vicente

Comentarios 1

En el barrio de Loreto nadie olvida lo que sucedió en septiembre y octubre de 2014. Han pasado casi cuatro años desde que esta zona de extramuros se quedara durante dos semanas sin agua potable por la presencia de bacterias coliformes y E.coli. Un suceso que está aún demasiado presente para los vecinos, por lo que cualquier suceso relacionado con este suministro hace que florezcan los temores de que vuelva a aparecer la contaminación.

En el día de ayer, esta alarma regresó al cortarse por la mañana el abastecimiento de agua potable en la finca número 2 de la calle Infante de Orleans tras una llamada de alerta de un vecino a Aguas de Cádiz debido a los malos olores que salían de las tuberías.

Los análisis efectuados en todo el barrio deben corroborar hoy que la red está en buen estadoEl cierre del suministro alarma a los vecinos tras lo sucedido hace cuatro años

Este hecho obligó a la empresa a activar su protocolo de actuación ante este tipo de casos para comprobar que el agua que circula por la red pública se encuentra en perfecto estado. Este procedimiento es rutinario, pero ayer adquirió una mayor relevancia por el lugar del suceso, ya que permanece el recuerdo de lo sucedido hace cuatro años.

Tras unas primeras pesquisas de los técnicos de la empresa municipal, todo apunta a que el motivo es la falta de mantenimiento del aljibe interno de la finca que surte de agua potable a las viviendas. De hecho, en la mañana de ayer ya se procedió a la limpieza del depósito para poder restablecer el suministro en el momento en el que esté en condiciones.

Esta cuestión la tenían bastante clara los propios vecinos del edificio, que en la mañana de ayer comentaban a la entrada de la finca lo que había sucedido mientras que los operarios realizaban su trabajo. "Si el problema fuera de Aguas de Cádiz, ya nos habrían puesto en la puerta una cuba", relató uno de sus habitantes recordando lo que pasó durante el corte del suministro en 2014. A esto, añadió la hipótesis del origen por la entrada de aguas fecales al depósito a través de un bajante del edificio, lo que podría haber provocado la contaminación.

Por su parte, el gerente de Aguas de Cádiz, Jesús Oliden, explicó ayer que lo sucedido en esta finca de la calle Infante de Orleans es un hecho "habitual" con el que trabaja la empresa municipal. Así, este procedimiento se activó una vez que se recibió la llamada de un vecino de este edificio para alertar del mal olor que desprendía el agua. Ante esto, "fuimos a casa del vecino a tomar una muestra. Hoy -por ayer- ya sabemos que ha dado cierta contaminación".

Ante esto, y como medida de precaución "para curarnos en salud", Aguas de Cádiz ha tomado una nueva muestra de contraste en la casa del denunciante. Además, también se realizaron análisis en la acometida de la finca, el aljibe y los cuatro puntos de muestreo que existen en el barrio de Loreto desde que se produjo la crisis del agua. Los resultados de todas estas analíticas se conocerán hoy, lo que permitirá corroborar que el problema es exclusivo del edificio y determinar el foco de la contaminación.

Con todo, Oliden señaló, para tranquilizar a los vecinos de Loreto, que en la mañana de ayer se realizó una prueba en toda la red de abastecimiento que discurre por Loreto sobre el estado del cloro del agua que pasa por las tuberías. Así, en la red general dio un resultado de 0,75 mg/l, lo que significa que su estado es "muy bueno", mientras que en el depósito del edificio afectado el resultado fue de 0,08 mg/l, por lo que "todo hace indicar que el problema está en el aljibe".

Asimismo, también aportó Oliden que el pasado 19 de julio se realizó una analítica completa en la red de abastecimiento "en la que salió todo bien", mientras que el último análisis se hizo el pasado lunes. Aunque todavía no se conocen los resultados, aseguró que "cuando el laboratorio tiene indicios de algo, nos lo comunica. Le he requerido que mire si hay algo raro y parece que no lo hay".

En virtud de los resultados que se van a conocer hoy, Oliden resaltó que "vamos a actuar con claridad y nitidez", por lo que "no vamos a ocultar la información" si el foco de este suceso se encontrara en otro punto de la red, especialmente por todo lo que envuelve al barrio de Loreto.

Ante este hecho, Oliden destacó "la importancia de que los vecinos sepan que hay que limpiar los depósitos por empresas especializadas periódicamente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios