La Corredera

Antonio Morillo Crespo

Cataluña también es mía

Asistimos a un auténtico cachondeo. Sí, ya sé que suena mal la palabra pero no encuentro otra mejor para expresarlo. Y me refiero a que estamos hartos de contemplar la desfachatez y la algarabía de los políticos catalanes independentistas a todas horas y todos los días. El Gobierno y el presidente Rajoy dicen y redicen que no habrá referéndum. Vale, tío, pero el cachondeo es de ellos y nos martillea continuamente. Me recuerda a lo que puede pasar en el patio del colegio. Un chuleta amedrenta a sus compañeros continuamente, abusa, grita a los más pusilánimes un día y otro y otro. Todos callan y soportan al energúmeno y el profe se hace el sordo, diciendo, en todo caso, que como se pase será castigado. Y la vida escolar sigue con el dichoso alumno haciendo de gallo de Morón y los demás de gallinas calladas. Pues así actúa el poco honorable Puigdemont y sus compinches. Y para colmo se buscan a Guardiola para decir que en España hay menos democracia que en Qatar (que cobija a los terroristas) y que curiosamente pagaba 60 millones de euros al año por las camisetas del Barcelona.

Quizás el Gobierno sólo hace lo que debe, siendo tan taimado, pues si hiciera más lo tacharían de franquista, dictador y hasta de inquisidor. Pero ¿y nosotros? A mí me gustaría que todos los ayuntamientos, diputaciones o parlamentos autonómicos hablaran y dictaran manifiestos diciendo lisa y llanamente "¡Cataluña también es mía!" Y hacer concentraciones y manifestaciones diciendo lo mismo desde Tarifa hasta Seo de Urgel. Ya sé que los extremistas dirán que no, pues que se queden solos, que es lo que merecen si es así la cosa. Y de paso bombardear Barcelona, no con bombas sino con octavillas a través de Whatsapp, SMS, Messenger, Facebook, radio, prensa… diciendo lo mismo: "Cataluña también es mía " Y de paso otra que diga: "Si te vas, ten por cierto que jugara el Barça con el Mataró y el Badalona" . Y otra: "si te vas, va a comprar tus productos Rita la cantaora". Y en los campos de fÚtbol de toda España, carteles con el mismo lema: "Cataluña también es mía". Y así, sin complejo alguno.

P/D. ¿Soy exagerado? Pues no. Porque lo que no podemos es estar callados como si el asunto solo fuera competencia del Gobierno. El que calla otorga o es tonto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios