la firma invitada

Allende los mares

José / Andrés Santos | Actualizado 24.05.2010 - 01:00
Share
TRES días para establecer lazos de cooperación empresarial internacional", así definiría al Congreso Iberoamericano de Jóvenes Empresarios celebrado a comienzos de mayo en la provincia de Cádiz. En semejante escenario más de 300 jóvenes empresarios de diferentes países del ámbito iberoamericano han creado vínculos empresariales y han establecido contactos para su futuro empresarial en tres días de intensa convivencia, en los que han podido conocer también las comarcas de Jerez, Cádiz y Campo de Gibraltar.

Este congreso ha supuesto una valiosa oportunidad para conocer la cultura empresarial de ambos lados del océano. Asimismo ha permitido establecer proyectos conjuntos y favorecer el acercamiento entre la provincia de Cádiz e Iberoamérica para de ese modo incentivar la cooperación empresarial, realizar proyectos comunes y sobre todo, fortificar el espíritu y la cultura emprendedora como medio para que las sociedades alcancen mayor prosperidad.

Por todo el trabajo que desde hace dos años AJE Cádiz ha invertido en este proyecto, y gracias al apoyo de algunas instituciones, me siento satisfecho de haber conseguido que nuestra provincia haya sido el epicentro empresarial iberoamericano durante estos días. Cádiz se ha visto como un referente emprendedor, innovador, generador de oportunidades, abierto al exterior, donde los empresarios gaditanos y representantes de las principales organizaciones sectoriales, encabezados por el presidente de la CEC, han mostrado con su apoyo y unión, la calidad y potencial empresarial que nuestra provincia tiene.

En una provincia limítrofe con el océano Atlántico, con el continente africano, y puerta del Mediterráneo, ahora más que nunca, donde la demanda interna se ve estancada por un periodo de tiempo indeterminado, debemos mirar allende los mares e internacionalizar nuestras empresas. Estamos en tiempos de cambio, se habla de nueva economía, refundación del capitalismo, nuevos ejes económicos, como por ejemplo, los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) o los PIGS (Portugal, Grecia, Irlanda, Italia y España), ¿qué postura adoptar ante estos cambios? Podemos hacer como el avestruz, engañarnos y no querer ver qué ocurre en nuestro entorno o bien, mirar al horizonte económico y salir al exterior.

Sin duda, considero que Iberoamérica es una región de oportunidades con diversidad de países como Brasil, Chile, Panamá, Uruguay, México, Costa Rica, Colombia… todos tienen gran estabilidad, otros sin duda su situación político-económica invita a la prudencia empresarial, pero todos, absolutamente todos, ofrecen un potencial de crecimiento y desarrollo que los hace tremendamente atractivos. Además, no debemos obviar lo fundamental, es decir, la existencia de una cultura común y, con permiso de mis amigos brasileños, un idioma común (ellos cómo líderes reales de la región ya lo denominan portuñol) hacen que, sin lugar a dudas, sea el horizonte hacia donde debemos dirigir nuestras empresas, tengamos en cuenta que la barrera idiomática a día de hoy, sigue siendo uno de nuestros puntos débiles para afrontar otro tipo mercados.

Acaba de celebrarse la cumbre UE-Sudamérica, y a pesar de los esperpentos políticos, la gran economía también apuesta por esta región. Pero no nos olvidemos de la economía del céntimo, la de los jóvenes, pequeños y medianos empresarios que estamos en perfecta situación de afrontar todo ello, no sin dificultades, no sin riesgos, pero acaso ¿eso no es ser empresa?, ¿eso no es por lo que pasamos todos los empresarios? Existen distintas formas de internacionalizar, pero para las pymes la cooperación entre varias empresas es una de las más aconsejables. Y es que salir sólo al exterior, a un país desconocido sin un socio, bien sea experimentado o bien sea autóctono, ayuda y minimiza riesgos, pero sobre todo te ayuda a evaluar con mayor efectividad. Para ello son fundamentales las redes empresariales como FIJE, 50.000 jóvenes empresarios de 21 países.

Ayer navegábamos por los mares, hoy navegamos por internet; las nuevas tecnologías son la base de las transacciones internacionales, acercando las distancias y permitiendo trabajar interconectados. Durante el congreso pudimos observar cómo la tecnología actual iba a ser la base de la continuidad de los proyectos, intercambios, negocios que se estaban gestando, las redes sociales, la videoconferencia o las comunicaciones gratuitas sobre voz IP, entre otros. Pero sin duda el contacto humano sigue siendo fundamental para arrancar cualquier proyecto, la conjugación de ambos factores es la clave del éxito.

La buena suerte hay que buscarla, decía Alex Rovira en una magistral ponencia durante el congreso. Efectivamente, las oportunidades surgen y hay que saber gestionarlas. El 2012 es una enorme oportunidad y, sin entrar en discusiones políticas, habrá mayor o menor difusión, con más o menos recursos, pero la oportunidad está ahí, y con este congreso se ha demostrado cómo se puede posicionar nuestra ciudad, nuestra provincia, para que se generen oportunidades de desarrollo económico de futuro. Muchos se preguntan… Y después del 2012 ¿qué? No sólo contaremos con las infraestructuras creadas que de por sí pervivirán, sino que también estarán las empresas de todo tipo surgidas a raíz de esta conmemoración, los lazos comerciales creados con países iberoamericanos, así como el posicionamiento alcanzado a través de tantos y tantos visitantes de alto nivel que nos están visitando.

Los jóvenes empresarios queríamos mostrar Cádiz desde una de sus facetas más importantes: el valor de los emprendedores y la tierra emprendedora que fue, es y la que puede llegar a ser.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario