Vivir en Cádiz

Los 'minis sostenibles' de Lidl: Una promoción con gran impacto en redes sociales

  • Tras finalizar la promoción, muchos acuden a las redes para tratar de completar su coleccionable

Vídeo promocional de 'Mini Lidl'

El pasado 23 de septiembre la cadena de supermercados Lidl comenzó una promoción que, a vista de las repercusiones que ha tenido en redes, bien se puede considerar todo un éxito. Se trataba de 'Mi mini Lidl Sostenible', unas pequeñas figuritas de cartón, papel o plástico (había 25 en total) que se entregaban de forma gratuita en función del gasto en la compra y con la que se podía reconstruir un Lidl a pequeña escala. El coleccionable estaba pensado especialmente para los más pequeños, para enseñarles a cuidar del planeta y a ser socialmente responsables, pero al final terminó 'enganchando' también a los adultos. El juego tenía de todo: un par de figuritas para labores de caja y de reposición y más productos mini similares a los que se pueden encontrar en cualquier tienda física.

La dinámica era sencilla según las bases de Lidl. Por cada 20 euros de compra, el cliente recibía un 'Flowpack' con un 'Mini' gratis. ¿Cuál? Dependía del azar, podías recibir un 'Mini' nuevo con el que completar la colección o uno repetido.

La promoción terminó el pasado 20 de octubre y a partir de entonces se pusieron en marcha las redes sociales. Algunos simplemente trataban de completar la colección con 'Minis' que no habían logrado mientras que otros querían vender los que tenían repetidos. Una especie de intercambios de estampitas o de cromos que los más mayores ya vivimos en los patios de los colegios durante nuestra etapa de EGB.

Una simple búsqueda en Google ya da muestra del alcance de la promoción. Allí encontramos desde vídeos en Youtube hasta grupos de Facebook creados expresamente para el intercambio o la venta de estos juguetes sostenibles. Incluso en aplicaciones de venta como Wallapop también puedes encontrar algunos de estos juguetes a precios muy económicos.

La sostenibilidad de Lidl

Lidl es una empresa responsable no sólo con lo que hacen sino también con cómo lo hacen. Desde hace años, la sostenibilidad está integrada en toda su cadena de valor a través de proyectos que tiene por objetivo promover cambios en el sector hacia prácticas más responsables y generar valor compartido a la sociedad. Su compromiso con el bienestar animal y la eliminación de plásticos (a través de REset Plastic) son claros ejemplos de ello.

Su estrategia de sostenibilidad está muy alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) promovidos por la ONU, impactando de forma positiva en varios de ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios