Vivir en Cádiz

¿En qué consiste el simulacro de Tsunami que se produciría hoy en Cádiz?

  • El terremoto tendría lugar a las 10.00 de este miércoles frente a las costas de Portugal, que sería el equivalente al de Lisboa de 1755 y afectaría gravemente a la costa gaditana

  • Se informaría de la altura y llegada de la primera ola y de las siguientes y se comprobará que el personal de Emergencias sea consciente de su papel y actúe con gran rapidez

Imagen recreada de un tsunami en Cádiz del documental 'La gran ola'. Imagen recreada de un tsunami en Cádiz del documental 'La gran ola'.

Imagen recreada de un tsunami en Cádiz del documental 'La gran ola'.

La provincia de Cádiz participa desde este martes y hasta mañana en un simulacro de alerta por Tsunami. Junto a Huelva formará parte de un ejercicio de preparación frente a un maremoto que se produciría hoy mismo a las 10 de la mañana similar al de Lisboa de 1755. Lo organiza la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO. 

El objetivo de Neamwave21, que es como se llama, es poner a examen los planes de acción locales puestos en marcha para responder al riesgo de tsunamis, aumentar la preparación para tales eventos e iniciar una buena coordinación general. Si bien, nada serviría si la población no es consciente de cómo debe actuar, ante lo que las administraciones públicas tienen toda la responsabilidad. Pero, ¿en qué va a consistir?

¿Cómo participa Cádiz?

Debido a la situación sanitaria de pandemia del Covid-19 el simulacro se ciñe a un ejercicio de mesa que consistirá, fundamentalmente, en el intercambio de información entre las diferentes instituciones participantes en el simulacro en relación con los terremotos supuestamente ocurridos y sus consecuencias.

Los centros nacionales de alerta de tsunamis, que en nuestro caso son el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y las autoridades de Protección Civil deben probar regularmente sus procedimientos de intervención en caso de emergencia. Esto incluye garantizar que los enlaces de comunicación vitales estén operativos, que el personal de respuesta sea plenamente consciente de su papel y que, por tanto, actúe con la máxima rapidez durante un evento de este tipo. 

De modo que la participación de la Unidad de Protección Civil de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz consistirá en esperar y confirmar la recepción de los emails con información sobre el evento, la altura y llegada de la primera ola y olas subsiguientes según información proporcionada por los mareógrafos de Portugal y los de España situados en el Golfo de Cádiz.

El ejercicio finalizará con una videoconferencia el día 11 de marzo, en la que participen las CCAA, el IGN y la DGPCE (Dirección General de Protección Civil España), para exponer las experiencias y lecciones aprendidas, destacar los problemas que se hayan observado y elaborar unas conclusiones que puedan servir para la mejora de procedimientos y mejor implantación del próximo plan estatal y planes autonómicos.

Las tres fases

Para llevar al cabo el simulacro se seguirán tres fases de actuación.

  1. La fase A: Seguimiento y difusión de los mensajes de alertas que lleguen del escenario, siguiendo los protocolos de comunicación que se establezcan.
  2. La fase B: Desarrollo de la Alerta, que implica en nuestro caso a la Junta de Andalucía en el desarrollo del ejercicio de mesa con la adopción de las primeras medidas.
  3. La fase C: Se ensayará la respuesta del Mecanismo Europeo de Protección Civil ante la petición de medios extraordinarios que no estuvieran disponibles en el país. Nuestro papel será solicitar y ofrecer ayuda en el escenario del terremoto de Lisboa, el único que activará el citado Mecanismo Europeo.

 

El tsunami de referencia: Lisboa 1755

Para llevar a cabo este simulacro se tomará como punto de referencia un terremoto en Portugal. Concretamente se habría producido este miércoles 10 de marzo, a las 9.00 hora universal (10:00 hora local), con magnitud 8,6 a 5 km de profundidad frente a las costas de Portugal, equivalente al terremoto de 1755 que destruyó Lisboa,  que provocaría un  tsunami que  afectaría gravemente a la costa portuguesa y española peninsular y Canarias.

Este escenario simulará una solicitud de ayuda internacional. Se quiere conectar con el sistema de alerta de tsunamis del Caribe, por la posible llegada de olas, para hacer un ejercicio transoceánico. Estará coordinado por el Centro de Alerta de Tsunamis de Francia (CENALT) y el Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera (IPMA). 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios