Vivir en Cádiz

Lubina, pularda o lasaña: las recomendaciones de la OCU para no arruinarnos estas Navidades

Mesa dispuesta para la comida de Navidad

Mesa dispuesta para la comida de Navidad

Comer en estas fiestas supone en la mayoría de las casas tratar de hacer un esfuerzo económico para poner sobre la mesa productos que en el día a día no se suelen comer. Mariscos, centollos, grandes pescados o trozos de carne llenan los platos estos días regados con buenos vinos de acompañamiento y rematados por postres y dulces típicos de esta época. Sin embargo, el encarecimiento de la cesta de la compra va a poner las cosas difíciles a muchas familias, que tendrán que hacer algunos ajustes en su menú para lograr despuntar estos días.

La Organización de Consumidores y Usuarios publica estos días unas recomendaciones para optar por productos que no han experimentado grandes subidas en el mercado y que se plantean como una muy buena opción para estas comidas. Entre las materias primas seleccionadas han incluido algunos de los productos que, por el clásico Observatorio de precios navideños, saben que mantienen un buen nivel en estas fechas.

Entrantes y aperitivos

Para los entrantes, podemos reducir el marisco este año y centrarnos en los embutidos: el jamón de cebo es uno de los pocos productos que este año no han subido de precio según la OCU. Podemos incluir también tacos de queso con nueces o incluso pasarnos a alternativas vegetarianas con humus y palitos de verduras crudas.

Los platos principales

La OCU da recomendaciones tanto de pescado como de carne, incluyendo nuevamente una opción vegetariana.

La lubina es el pescado que menos ha subido de precio en estas fechas, según el estudio de la OCU de alimentos navideños. Además, es un pescado muy versátil, que admite muchas formas de preparación: con salsa, al horno, a la plancha, en papillote, incluso un cachopo de lubina.

Si preferimos carne, la pularda es un que en los últimos años incluso ha bajado su precio, tiene una carne más grasa y tierna comparada con la del pollo y permite preparar platos vistosos y exquisitos como pularda al horno, rellena (con espárragos trigueros y queso curado, con higos, con salsa de pistacho, con setas, ciruelas y piñones,...), acompañada de salsas, la puedes preparar también deshuesada y como embutido.

La opción vegetariana estaría protagonizada por una lasaña de verduras, una opción también a tener en cuenta estos días que parecen estar reñidos con los productos de origen vegetal. En apenas media hora podemos tener un plato exquisito para nuestro invitados.

La hora de los postres

La propuesta de OCU para el postre del menú navideño incorpora la piña como ingrediente principal, una fruta accesible a todos los bolsillos cuyo precio suele subir antes del puente de diciembre pero luego se recupera antes de las fiestas: en los últimos años apenas ha subido un 1% por Navidad.

La piña es una fruta de contenido calórico moderado, fundamentalmente por su contenido en hidratos de carbono. Destaca su contenido en fibra y en vitamina C. Para elegir bien, para saber si se encuentra en un estado adecuado de madurez, las hojas (brácteas) del centro deben poderse arrancar con facilidad.

En el centro de la mesa también podemos disponer una bandeja de los dulces navideños, productos típicos de estas fechas que tampoco supondrán un desembolso excesivo: turrones, polvorones o mazapanes para una dulce sobremesa.

Y tras el postre, qué mejor que una bebida refrescante que nos ayude a digerir la cena al tiempo que nos deleita el paladar. Un sorbete de fresa al cava rosado es una opción económica y sencilla, cuya preparación apenas llevará 10 minutos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios