Diario de una gran hazaña | Capítulo 5 (30 de noviembre de 1519) La flota de Magallanes ve al fin la costa de Brasil tras 70 días navegando

  • El capitán general de la expedición de las Molucas no permite tocar tierra y ordena poner rumbo sur en busca de un terreno que no haya presencia portuguesa

Magallanes y Elcano, en un azulejo conmemorativo que se puede ver en Sanlúcar. Magallanes y Elcano, en un azulejo conmemorativo que se puede ver en Sanlúcar.

Magallanes y Elcano, en un azulejo conmemorativo que se puede ver en Sanlúcar. / D.C.

Hoy, 30 de noviembre de 1519, cuando se han superado los 70 días desde que la flota de las Molucas partiera de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre, las cinco embarcaciones capitaneadas por Fernando de Magallanes han avistado al fin la costa de Brasil.

Aunque es verdad que entre medias hubo casi una semana de parada en las islas Canarias, la flota ha tardado poco más de dos meses en cruzar el Atlántico y en alcanzar su primer objetivo. En estos 70 días se han sucedido fuertes temporales y periodos de una calma exasperante en los que la ausencia de viento impedía a los barcos avanzar, llevando el tedio a la expedición.

Lo que ve ahora la flota es la punta más oriental de Brasil, conocida como cabo de San Agustín o también cabo Branco. Y aunque lógicamente la primera intención era la de desembarcar, Magallanes no ha permitido tocar tierra y ha dado orden de seguir navegando con rumbo sur y cerca de la costa, hasta encontrar un terreno en el que no haya presencia portuguesa. Según los cálculos del capitán general de la expedición, navegando un poco más al sur se cruzará el meridiano trazado con Portugal en el Tratado de Tordesillas y se tocará ya suelo español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios