Sociedad

Irlanda acepta en referéndum legalizar el matrimonio gay

  • Se convierte en el primer país del mundo que reconoce en referéndum el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Comentarios 12

El tiempo lluvioso y después soleado formó este sábado un arco iris en Irlanda. Pero esos siete colores pudieron verse también por todas partes en forma de bandera en Dublín y otras ciudades. El motivo: la católica Irlanda hizo historia al ser el primer país que aprueba en referéndum los matrimonios homosexuales. "Una pequeña revolución", afirmó el ministro de Sanidad, Leo Varadkar, que es gay. La propuesta salió adelante con un 62,07% de los votos. Los datos oficiales indicaron que los votos en contra de la propuesta del Gobierno, de coalición entre conservadores y laboristas, para autorizar y dar categoría constitucional al matrimonio homosexual alcanzaron el 37,93%. La Comisión también informó de que la asistencia a las urnas fue del 60,52%, la más alta desde el referéndum sobre la legalización del divorcio celebrado en 1995, después del cual se celebraron 20 plebiscitos más.

La gran perdedora del referéndum es la Iglesia católica. Los obispos predicaron hasta el último minuto desde los púlpitos a favor de la familia tradicional. "¿Seremos la primera generación de la historia de la humanidad que diga que las madres y padres no juegan ningún papel en la educación de los niños?", se preguntaba el arzobispo Michael Neary, uno de los más influyentes del país. Hace tiempo que la Iglesia católica no vive su mejor momento en Irlanda. Perdió la credibilidad cuando se supo que el arzobispo Sean Brady ocultó sistemáticamente los abusos sexuales infantiles cometidos por sacerdotes. La brecha entre la Iglesia y el pueblo creció definitivamente cuando en 2010, en lugar de pedir perdón, Brady se quejó de la falta de tolerancia con los religiosos pecadores. El gobierno del conservador Enda Kenny retiró en 2011 su embajador del Vaticano. El entonces ministro de Exteriores Eamon Gilmore fue además quien en los años siguientes impulsó una reforma constitucional para permitir el matrimonio homosexual.

Países como Croacia o Eslovaquia ya celebraron consultas populares sobre el matrimonio homosexual, pero en ambos casos fracasaron. Sólo 20 países en el mundo, entre ellos España, reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo con plenos derechos. "He votado sí", tuiteó el viernes Enda Kenny, algo impensable hace unos años para un primer ministro irlandés. Semanas antes de la votación, Kenny visitó un bar frecuentado por gays.

La República de Irlanda siguió en los últimos años una senda hacia la modernidad. Hace 22 años derogó una ley que penaba la homosexualidad y desde 1993 las parejas ya no tienen que presentar una receta médica para comprar preservativos. También se flexibilizó un poco la prohibición de abortar. El referéndum sobre el matrimonio homosexual ha sido también una victoria para la democracia directa en el país. Unas 60.000 personas se inscribieron expresamente en el censo para poder votar. Y cientos de votantes, sobre todo jóvenes, viajaron para votar desde Londres o incluso Estados Unidos. "Toda una generación se ha politizado", celebró el ministro de Comunicación, Alex White.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios