Sociedad

La Eurocámara aprueba una directiva que busca reducir el número de fumadores

  • La nueva regulación prohibirá el tabaco de sabores y aromas, incluido el mentolado. Aumentará el espacio dedicado a las advertencias en las cajetillas y se regularán los cigarrillos electrónicos.

La Eurocámara dio luz verde a una nueva directiva del tabaco que busca ayudar a alejar a los más jóvenes de su consumo y rebajar el balance de 700.000 muertes al año por tabaquismo en la Unión Europea (UE). La nueva regulación prohibirá el tabaco de sabores y aromas dirigido a los más jóvenes, que ya no podrá venderse en 2016, y eliminará la venta las cajetillas de mentolado en el horizonte 2021. Igualmente, las cajetillas deberán contener advertencias sanitarias que ocupen el 65% de la superficie de las mismas (ahora es del 40%). El mandato del PE para negociar los últimos flecos de la directiva con el Consejo recibió 620 votos a favor, 43 en contra y 14 abstenciones.

La directiva pondrá además fin a la desregularización de los cigarrillos electrónicos, cuyos fabricantes tendrán que informar a las autoridades si se consideran o no un producto medicinal. En el primer caso deberán justificar sus propiedades a las autoridades médicas, mientras que en el segundo serán sometidos a la legislación del tabaco comercial con la prohibición de publicidad y venta a los menores. Los eurodiputados no se mostraron finalmente tan tajantes con los llamados cigarrillos finos, que sufrirán restricciones pero no prohibición. Para combatir el tráfico ilegal de tabaco y el contrabando, multiplicado en los últimos años en la UE, se establecerá un sistema de trazabilidad de las cajetillas desde la fabrica hasta el punto de venta.

Tras el voto, el comisario europeo de Salud, el maltés Tonio Borg, se felicitó por el apoyo mayoritario a la modificación de la directiva. Precisamente su antecesor de Borg, el también maltés John Dalli, tuvo que dimitir del cargo por presunto tráfico de influencias de la industria tabacalera en la tramitación de la propuesta de la directiva que el PE ha votado ahora. El fantasma del lobby ha seguido persiguiendo a esta directiva y varios eurodiputados, como el copresidente de los Verdes Daniel Cohn-Bendit, han denunciado abiertamente que "Phillip Morris ha intentado comprar a eurodiputados con tácticas muy poco éticas". Ya el pasado mes de septiembre, el rotativo francés Le Parisien reveló que la compañía estadounidense había publicado una lista de eurodiputados a los que convencer para votar en contra de medidas restrictivas para el sector.

El eurodiputado socialista valenciano Andrés Perelló afirmó en el debate previo al voto que los parlamentarios han tenido que "soportar una muy poco decente campaña de presión" por parte de las tabacaleras. Perelló, defensor de la modificación de la directiva del tabaco, lamentó que "el lobby del tabaco" haya utilizado argumentos como las pérdidas de trabajo en el sector para rechazar la nueva directiva. "Aquí se trata de decidir entre salud o negocio", señaló.

En las filas del PP, la eurodiputada Pilar Ayuso tachó de "equilibradas" las medidas adoptadas para regular la venta de tabaco y "ajustadas" a los intereses españoles. En España, la propia Unión de Asociaciones de Estanqueros de España ha denunciado que la directiva supondrá la pérdida de casi 10.000 puestos de trabajo y en torno a casi 1.700 millones de reducción de la recaudación fiscal. Tanto el comisario de Salud como los representantes de la presidencia lituana de turno de la UE se mostraron optimistas en que la directiva del tabaco pueda aprobarse formalmente antes del fin de la legislatura, en abril de 2014.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios