Semana Santa

El malestar de las mantillas

  • Una de las asociaciones "sospecha" que Diputación cambió el escenario de la exaltación al saber que la protagonizaría la ex alcaldesa

La exaltación de la mantilla que se celebró el pasado viernes en Diputación tuvo un antes y un después en su proceso de organización. Y el punto que marcó ese giro de los acontecimientos fue el anuncio de que sería la ex alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez, la que protagonizaría esa exaltación. El Grupo Gaditano Mujer de Mantilla denuncia el trato recibido por la Diputación, "de muy poca formalidad", a raíz de que se hiciera público (en el Diario de Cádiz del 13 de febrero) que sería Martínez la exaltadora.

Según expone la presidenta del grupo, María de los Ángeles Zaragoza, en el mes de diciembre solicitaron el Salón Regio de Diputación para este acto a propuesta del diputado y también concejal socialista Fran González -ya que la asociación solicitó en septiembre el Salón de Plenos del Ayuntamiento y en aquellas fechas aún no habían recibido respuesta-. El 11 de enero -dos meses justos antes del acto- recibieron confirmación de que "lo tiene todo autorizado" para la exaltación. Fue entonces cuando el Grupo Gaditano Mujer de Mantilla propuso la encomienda a Teófila Martínez y empezó a preparar el protocolo, las invitaciones y el resto de detalles del acto (incluido el cartel anunciador).

En todas las convocatorias se especificaba el Salón Regio como lugar de la celebración. Y la sorpresa llegó tras enviar la entidad una propuesta de invitación, idéntica a la que se utilizó en 2010 (cuando la exaltación tuvo lugar en el Salón Regio). Diputación contestó -el 26 de febrero- con un modelo de invitación en el que se retira el escudo de la Diputación (presente en 2010) así como el saluda de la presidenta. E igualmente, les informan de que no irán ningún representante del gobierno provincial al acto y que éste se desarrollará en el Salón del Claustro.

"En un primer momento nos dijeron que era por unas obras; luego nos dijeron que era por trabajos de acondicionamiento para el pleno que se celebraba el lunes 14", explica la presidenta, que asegura que estuvieron a punto de suspender el acto. "Intentamos cambiar el sitio, pero el Casino estaba en obras y la capilla de Vera-Cruz había que pedir permiso al Obispado y ya no daba tiempo. Era o quedarnos en la calle o hacerlo en el Salón del Claustro", explica María de los Ángeles Zaragoza, que entiende que el trato recibido "no es serio" ni "justo". "Creo que es una falta de seriedad ante una entidad completamente apolítica que lo único que pretende es recuperar una tradición como es el uso de la mantilla. Habían adquirido un compromiso y lo rompieron de forma unilateral", lamenta la presidenta del Grupo Gaditano Mujer de Mantilla, visiblemente molesta con el desarrollo de los acontecimientos de esta accidentada exaltación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios