Semana Santa

Siete Palabras no podrá estrenar su paso el Viernes Santo

  • Diversos problemas impedirán uno de los estrenos más esperados de esta Semana Santa El paso se expondrá en mayo

Problemas de última hora van a impedir que la hermandad de Siete Palabras pueda estrenar el próximo Viernes Santo su paso de misterio, que estaba llamado a ser una de las grandes novedades en materia de patrimonio de la Semana Santa de 2016. El paso, que iba a salir a la calle en fase de carpintería, no ha podido llegar a tiempo para el Viernes Santo, por lo que la junta de gobierno ha desistido finalmente y el misterio volverá a procesionar sobre su paso habitual.

Entre otros contratiempos, la adaptación de la cruz a las nuevas andas y el diseño e instalación de un nuevo sistema de arriado e izado de la imagen titular de la cofradía que sustituya la actual con el Cristo tumbado, pues eso impide una mejor disposición de la Dolorosa y del resto de imágenes que completan el misterio -a las que incluso deberían sumarse, según los bocetos originales, otras dos más, las dos Marías (Cleofás y Salomé)-.

Esta circunstancia, no obstante, no supondrá variación alguna con respecto al calendario sobre el que viene trabajando la hermandad. Así, a pesar de que el retraso no permitirá que el paso salga a la calle este Viernes Santo, el hermano mayor, Manuel García, ha informado que las nuevas andas se expondrán en algún espacio por determinar cuando lleguen a la ciudad en el mes de mayo. La intención con esta medida es que los hermanos que vienen colaborando en la financiación del nuevo paso puedan comprobar cómo inicia el proceso. Así, tres quedar expuesto durante el mes de mayo, en junio se prevé que pueda comenzar la talla del frontal del canasto, que corresponderá al isleño Juan Carlos García.

Por tanto, el estreno del paso se retrasaría a la Semana Santa de 2017, pero ese año saldría con la primera fase de talla ya completada.

De manera paralela, una vez que pase la Semana Santa la cofradía trabajará también en la elaboración del dispositivo que se establezca para salvar las dimensiones de la puerta en la salida y entrada del paso así como los retoques que precise la Cruz, que en principio saldrá hundida en el paso (como ocurre con los Crucificados de Piedad y Buena Muerte, por ejemplo) y no tumbada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios