Semana Santa de Cádiz 2020

La hemeroteca del Miércoles Santo en Cádiz

  • Hace 25 años se estrenó el Longinos a caballo de Las Aguas

  • Hace 50 años Sentencia ya era una de las cofradías más numerosas

  • Hace 75 años los trabajadores de la Fábrica de Tabacos acompañaban al Señor de la Salud

  • Hace 100 años estrenaban los hermanos de Ecce-Homo túnicas azul oscuro y capirotes blancos

El misterio de Las Aguas, el año que estrenó la imagen de Longinos a caballo (1995) El misterio de Las Aguas, el año que estrenó la imagen de Longinos a caballo (1995)

El misterio de Las Aguas, el año que estrenó la imagen de Longinos a caballo (1995)

Al igual que esta Semana Santa de 2020 será recordada por la epidemia del coronavirus que impidió las salidas procesionales de todas las cofradías, los años anteriores estuvieron marcados por otra serie de acontecimientos, cambios, estrenos e incidencias. Esto es lo que ha pasado en el Miércoles Santo de hace 25, 50, 75 y 100 años.

1995. Un día de grandes estrenos

El Miércoles Santo es habitualmente una gran jornada en Cádiz, de la que destacan especialmente los grandes misterios que procesionan. Y hace un cuarto de siglo, el Miércoles Santo fue aún más destacado al venir acompañado de grandes estrenos.

El que más llamó la atención, posiblemente, fue el de la cofradía de Las Aguas, que por primera vez sacaría en el paso de misterio la imagen de Longinos montado a caballo. Una estampa que llamó poderosamente la atención por la voluminosidad de la talla equina y por la radical transformación que provocó en un misterio que años más tarde volvería a modificar su distribución, sin que se haya zanjado un debate que sigue presente dentro y fuera de la cofradía sobre la mejor disposición de este destacado misterio. Ese año 1995 también estrenaría una nueva Dolorosa para este grupo escultórico que todavía procesionaba desde el Oratorio de San Felipe.

A este estreno de Las Aguas se le unía también otro que fue igualmente destacado. La hermandad de Cigarreras, que había estrenado un portentoso paso de misterio, lucía ese año el dorado del canasto completo. Una de las grandes obras procesionales que en los últimos años se han incorporado a la Semana Santa y que tallara Guzmán Bejarano.

El paso de Cigarreras, con el canasto dorado, en 1995 El paso de Cigarreras, con el canasto dorado, en 1995

El paso de Cigarreras, con el canasto dorado, en 1995

Y por si fuera poco, la cofradía de Sentencia estrenaba en la calle la restauración de la imagen del Señor. Una actuación muy importante, al tratarse de una talla del siglo XVI, que realizó con éxito Manuel Miñarro, quien le tallara un nuevo candelero.

El Miércoles Santo lo cerraba la cofradía del Caminito, con José Julio Reyeros al frente del paso (curiosamente, José Luis Pájaro era entonces capataz del palio de Cigarreras, y los Hermanos Martín, maniguetas en Buen Fin).

El palio del Buen Fin, con los hermanos Martín de maniguetas, en 1995 El palio del Buen Fin, con los hermanos Martín de maniguetas, en 1995

El palio del Buen Fin, con los hermanos Martín de maniguetas, en 1995

1970. El amplio cortejo que caracterizaba ya a Sentencia

La cofradía de Sentencia es actualmente la que más capirotes saca a la calle en la Semana Santa de Cádiz. Un dato que ya arrastra desde hace medio siglo, cuando las crónicas ya destacaban que era “una de las cofadías que llevaba mayor número de penitentes”.

También procesionó Las Aguas desde San Antonio, con un paso de San Juan “de talla en caoba sobre cuatro artísticas caracolas”, y con patentes vínculos con su homónima hermandad de Sevilla. En el frontal del palio la Virgen de Guadalupe, advocación de la Dolorosa hispalense; y la Virgen de la Luz lucía la medalla de oro de esa hermandad.

Las Aguas en 1970 Las Aguas en 1970

Las Aguas en 1970

1945. El brillante cortejo del Caminito con la Guardia Civil a caballo

“La Semana Santa gaditana crece en solemnidad y brillantez”, titulaba Diario de Cádiz a la mañana siguiente de que se hubieran producido los desfiles procesionales de las tres hermandades del Miércoles Santo: Luz y Agua, Jesús de la Salud y Virgen de las Angustias.

Primera página del periódico del Jueves Santo de 1945 Primera página del periódico del Jueves Santo de 1945

Primera página del periódico del Jueves Santo de 1945

De la hermandad de Las Aguas, que por aquel entonces radicaba en la iglesia de San Antonio y tenía como titulares los que aún hoy reciben culto en este templo parroquial, llama la atención cómo la crónica resaltaba su paso por la Alameda. Un escenario que hace unos años pudo revivirse, cuando durante la magna del Sábado Santo de 2012 la cofradía recorrió esa zona tras acabar la carrera oficial en San Antonio.

En el cortejo de Cigarreras resaltaba el periódico que marchaban “todos los operarios de la Fábrica de Tabacos que pertenecen a esta hermandad” y que iban acompañado a la imagen del Señor de la Salud. La Virgen de la Esperanza, por su parte, estrenaba ese año “un magnífico manto bordado en oro, así como el palio sobre cuyo fondo de terciopelo verde están bordadas las insignias de la hermandad en oro”.

La jornada la cerraba la cofradía del Caminito, cuyo cortejo lo abría la Guardia Civil a caballo. Destacaba la crónica cómo la Virgen de las Angustias lucía “ricas joyas cedidas por personas devotas de la imagen”.

1920. El Señor de la Salud bajo un templete bordado en oro

Dos hermandades recorrieron el Miércoles Santo de hace un siglo las calles de la ciudad, Ecce–Homo y Cigarreras.

La del Señor de la Salud (el vulgo de Cigarreras no se usaba por aquel entonces) vestía su cortejo con túnicas y capirotes de color negro. Y ese año 1920 el paso del Señor estrenaba “un artístico templete bordado en oro y sostenido sobre cañas de bambú”, según cuenta Diario de Cádiz. Sin duda, un paso muy curioso, tratándose de una imagen cristífera y no dolorosa la que iría bajo templete. En esa misma procesión, además, marchaba la Virgen de los Dolores de Descendimiento en su propio paso, del que no se dan detalles.

Ecce-Homo, por su parte, estrenaba ese año un estandarte. Los hermanos que acompañana a la Virgen, por entonces de los Dolores y no de Angustias, estrenaban hábito: túnicas “azul oscuro” con capirote blanco (en el Señor iban con túnicas blancas y capirotes de color grana). Y la Virgen lucía “rico manto bordado en oro”. ¿De qué manto hablaría?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios