La Tribuna Cofrade La grandeza de las cofradías

  • En el vía crucis hubo detalles que no estuvieron a la altura de lo que las cofradías merecen en una jornada tan especial

  • La salida del Cristo de la Salud de Santiago es una gran una alegría

Traslado del Señor del Mayor Dolor a la Catedral para presidir el vía crucis general de hermandades Traslado del Señor del Mayor Dolor a la Catedral para presidir el vía crucis general de hermandades

Traslado del Señor del Mayor Dolor a la Catedral para presidir el vía crucis general de hermandades / Julio González

La salida del Señor del Mayor Dolor a las calles de la ciudad el pasado lunes y su recorrido por el interior de la Catedral mientras se rezaban las catorce estaciones del vía crucis ha dejado imágenes y opiniones de todos los colores. Pero más allá de múltiples cuestiones que se dieron ese día y de correcciones que el propio Consejo ya ha notado para evitar en cuaresmas futuras, el vía crucis general de hermandades ha servido para poner de manifiesto, de nuevo, que a las cofradías siguen pecando de falta de grandeza. Parece que sigue existiendo cierta timidez, cierta falta de convencimiento de lo que se hace y lo que se celebra, y eso quedó el lunes de manifiesto.

Sí fue positivo el hecho de que el Consejo diera contenido a la mañana del lunes de Cuaresma y que Santa Cruz abriera sus puertas. Era un día grande y como tal hay que celebrarlo, con el Señor del Mayor Dolor además presidiendo en el altar mayor. Ese sí fue un detalle de grandeza.

No obstante, faltó grandeza por la tarde cuando el Señor, la representación de Cristo, sale de la iglesia de Santa Cruz por la nave lateral, como cualquier visitante que accede a ver las capillas, como no queriendo molestar o para evitar mover doce o catorce bancos. Cuestión de grandeza. Faltó grandeza cuando el Cabildo y el Consejo asumen desde hace años que el vía crucis no rodea la Catedral para no retirar la estructura del servicio de atención a visitantes que está en el trascoro; el Cabildo resta así grandeza al vía crucis, y el Consejo tampoco la demuestra –que sepamos– no ofreciéndose a costear el desmontaje y posterior montaje, esa misma noche, de la estructura para que el vía crucis se desarrolle como Dios manda.

Faltó grandeza cuando el cortejo llega a la Catedral por una calle Arquitecto Acero llena de coches, furgonetas y camiones aparcados, viniendo de diez días de fiesta en los que se ha prohibido aparcar en medio Cádiz. Falta grandeza cuando personajes con cargo (o ex) no ocupan el lugar que un acto así requiere, y se sientan en un banco en la Catedral o marchan tras la parihuela. O falta grandeza cuando el Consejo coloca a un concejal (Carmen Fidalgo, de Ciudadanos) delante de la parihuela y a otros dos (Maite González y José Carlos Teruel, del PP) detrás.

El vía crucis del lunes, por encima de otras consideraciones y detalles positivos y negativos, volvió a evidenciar que en las cofradías sigue faltando convencimiento de qué son y cómo lo son. El valor incontestable que de por sí tienen las hermandades hay que ponerlo siempre sobre la mesa, con la cabeza alta; y actuar y hacer las cosas conforme a la importancia que realmente tiene. Es, en definitiva, cuestión de grandeza.

El clero

Traslado del Señor del Mayor Dolor a la Catedral para presidir el vía crucis general de hermandades Traslado del Señor del Mayor Dolor a la Catedral para presidir el vía crucis general de hermandades

Traslado del Señor del Mayor Dolor a la Catedral para presidir el vía crucis general de hermandades / Julio González

Lo de la representación del clero en el vía crucis es de risa. Excusado el obispo, al encontrarse en Madrid en la asamblea plenaria para la renovación de la cúpula de la Conferencia Episcopal Española, hubo sacerdotes que no cumplieron con su responsabilidad en la diócesis y otros que no se presentaron incluso sin previo aviso; un desastre mayúsculo que dio lugar a una intensa mañana de lunes de llamadas y mensajes para buscar lectores sustitutos. Hace unos años, en el vía crucis leían catorce laicos las estaciones y catorce sacerdotes las meditaciones; y como nunca logró reunir el vía crucis a catorce curas, se elimió la dualidad de las estaciones. Y al ritmo que vamos, van a tener que eliminar la representación del clero, que no pestañea a la hora de ausentarse de su ciudad el primer lunes de Cuaresma, sea cual sea la responsabilidad en materia de cofradías que tiene asumida.

El Resucitado

Imágenes del resucitado Imágenes del resucitado

Imágenes del resucitado / Fito Carreto (Cadiz)

Es positivo que la imagen vuelva a presidir en la Catedral el pontifical del Domingo de Resurrección, y que luego regrese en procesión mañanera hasta San Antonio. La jornada tendrá mucha más relevancia y participación con esta medida. No ha debido ser fácil porque eran muchas las reticencias, pero hay que felicitar al Consejo y a la cofradía, y también al resto de actores indirectos (parroquia y Cabildo, principalmente). La terquedad ha necesitado quince años para dar paso a la razón...

El Huerto

El Señor de la Oración en el Huerto, tras su restauración. El Señor de la Oración en el Huerto, tras su restauración.

El Señor de la Oración en el Huerto, tras su restauración. / Jesús Marín

Junto al vía crucis ha sido, de largo, la otra gran noticia de la semana. El regreso del Señor orante tras la restauración no ha dejado indiferente a nadie. Y más allá de juicio de valor alguno respecto al resultado de esta restauración o a la comparativa del antes y el después de la intervención de Ramos Corona, hay que poner de manifiesto la valentía que ha tenido la junta de gobierno que preside Ignacio Robles a la hora de afrontar un proyecto de envergadura que en otras muchas juntas le hubieran dado un carpetazo al asunto o se hubieran limitado a una simple limpieza que no atajaba el problema. En este sentido, hay que tener en cuenta que en esta hermandad se ha llegado a plantear en alguna ocasión la sustitución de la talla actual por otra nueva.

La Salud

El Cristo de la Salud de la iglesia de Santiago El Cristo de la Salud de la iglesia de Santiago

El Cristo de la Salud de la iglesia de Santiago / Julio González

La noticia de la salida en vía crucis del Crucificado de la Salud, de la iglesia de Santiago, es todo un hito para la ciudad. La talla, que es de enorme valía (atribuida a José de Arce) y muy devota, recorrerá el martes las calles del entorno de la Catedral. Es irremediable acordarse de esas grandes tallas pasionistas que atesoran las iglesias de Cádiz y que no son titulares de ninguna hermandad ni procesionan en Semana Santa. Este Crucificado de la Salud, la Humillación también de Santiago, el Prendimiento de las Descalzas, el Nazareno de la Catedral... ¿Será la iglesia valiente y pondrá alguna vez estas imágenes a disposición de los templos de extramuros para llevar allí con fuerza la religiosidad popular? En otras diócesis se hizo décadas atrás, con rotundo éxito.

Seguridad

Bastante temor hay ya en el Consejo con la más que previsible falta de policías locales para la próxima Semana Santa. Entre eso y el coronavirus...

EL DETALLE. He aquí la clausura

Ecce Homo marzo 2020 Ecce Homo marzo 2020

Ecce Homo marzo 2020

El Señor y ellas frente a frente. Fuera de parihuelas portadas por trajes negros (qué de trajes negros se venden en Cádiz), de cámaras captando los momentos. Sin incienso de por medio, sin prestar atención a si la flor o el bordado o la orfebrería es más así o más asado. Sin el ruido del que no sabe respetar. Sin la envoltura de los mármoles de San Pablo. Las monjas carmelitas de Argüelles han recibido este fin de semana la visita del Señor del Ecce–Homo, la imponente talla que Cádiz disfruta en plena calle Ancha durante el año y por las calles el Martes Santo y que la hermandad ha querido acercar a las religiosas de la Plaza de Argüelles que tantos desvelos tienen en silencio a diario por esta ciudad, sus vecinos y, como no, sus cofradías.

–Pero, ¿hay algún motivo, efeméride o razón para ir allí?, nos preguntábamos al respecto.

–Qué motivos hacen falta para estar con las monjas y, de paso, acercarles al Señor aunque sea por unas horas.

‘He aquí la clausura’, parece haber anunciado la imagen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios