Semana Santa de Cádiz 2020 Semana Santa en Cádiz: aniversario confinado

  • Vera–Cruz no podrá celebrar este Lunes Santo los 75 años de la bendición de la Dolorosa

  • El programa de actos, a expensas de la evolución de la epidemia

La Virgen de la Soledad, en el besamano extraordinario frustrado del pasado mes de marzo La Virgen de la Soledad, en el besamano extraordinario frustrado del pasado mes de marzo

La Virgen de la Soledad, en el besamano extraordinario frustrado del pasado mes de marzo / P.C.M.

Muchas ilusiones estaban puestas en este Lunes Santo, como en todos los anteriores. Y muchos detalles llamaban la atención de lo que se iba a ver por las calles de la ciudad desde poco después de las tres de la tarde. Las nuevas túnicas del Nazareno del Amor, el respiradero tallado del paso de misterio del Prendimiento, o la Virgen de la Soledad en su 75 aniversario. Hace tan sólo unos días que la hermandad de Vera-Cruz conmemoró con una función de acción de gracias estos tres cuartos de siglo que se acaban de cumplir de la bendición y puesta al culto de la imagen de Sebastián Santos; y el aniversario, por ahora, ha quedado totalmente paralizado.

El hermano mayor de la corporación que cierra el Lunes Santo, Emilio Bienvenido, explica que realmente en la salida procesional de hoy no iba a existir ningún elemento diferenciador condicionado expresamente por estos 75 años de vida de la Dolorosa franciscana. “Únicamente se iba a tener el gesto de que la presidencia de la hermandad, que siempre antecede al paso de Cristo, se iba a trasladar este año al palio”, explica Bienvenido.

Aún así, reconoce el máximo representante de los cofrades de Vera–Cruz que la situación actual “la llevamos mal, porque la Semana Santa se va a vivir de otra manera, sin la presencia externa de las procesiones, sin celebraciones multitudinarias, sin Triduo Pascual con las iglesias abiertas… Será una Semana Santa muy atípica”.

Para ello, la cofradía ha desarrollado en estos días acciones dirigidas a acercar de alguna forma los titulares y la intensidad de la Cuaresma a los hermanos, aprovechando las tecnologías y las redes sociales. “Hemos celebrado un quinario extraordinario doméstico, en el que se han rezado las Cinco Llagas, finalizando el Jueves de Pasión para el Viernes de Dolores tener presente la eucaristía que siempre celebramos ante el palio de la Virgen de la Soledad. También hemos estado publicando vídeos de otros años. Y los hermanos lo agradecen bastante”, explica Bienvenido.

La conmemoración de estos 75 años de Soledad se ha dado de bruces con la epidemia del coronavirus y la declaración del estado de alarma, que ha obligado a frenar por completo una agenda de actos y cultos que la hermandad tenía ciertamente cargada en estos meses. Sí pudo celebrar el 12 de marzo la función conmemorativa de este aniversario, coincidiendo con el día que fue bendecida la Virgen; pero el besamano extraordinario que iba a seguir a esa eucaristía sí fue suspendido. “También se suspendió el concierto que el día 21 de marzo iba a ofrecer en la parroquia del Rosario la banda de música del Maestro Enrique Montero de Chiclana (que acompaña a la Dolorosa desde hace muchos años). Y una mesa redonda que iba a recoger vivencias y experiencias de los capataces que ha tenido la Virgen de la Soledad desde 1972”, explica Emilio Bienvenido.

La hermandad no quiere hablar de sus pensión de los actos, por ahora, sino de aplazamiento de la programación. Como ocurrirá con la excursión que se había programado para el 4 de mayo a Higuera de la Sierra, en Huelva, donde se iba a descubrir una placa conmemorativa de Sebastián Santos en el baptisterio de la parroquia de San Sebastián (donde fue bautizado). “La idea es que todo lo que se está suspendiendo podamos celebrarlo más adelante. Pero todo dependerá de cuando termine todo esto. En principio, todo es recuperable” señala el hermano mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios