Verano 2018

Con vocación callejera

  • La Noche Blanca luce su mejor cara, la multitudinaria, y adentra a los isleños en el corazón del verano 

una de las escenas que dejó la Noche Blanca, música en directo y gente. una de las escenas que dejó la Noche Blanca, música en directo y gente.

una de las escenas que dejó la Noche Blanca, música en directo y gente. / Román Ríos (San Fernando)

En el ADN genuinamente isleño debe haber -seguro- una predisposición innata a echarse a la calle. Y está ahí, latente, esperando a que cualquier estímulo la active. Así que, es cosa sabida, el éxito de más o menos cualquier cosa que se organice en esta línea está más que garantizado siempre que el tiempo y las circunstancias acompañen. La Noche Blanca es la demostración empírica y veraniega del experimento. Va por la novena edición. Recuerden que la cosa nació allá por el año 2010 con los prolegomenos del Bicentenario de Las Cortes. Y cada año repite su éxito. Si por éxito, claro está, se entiende una calle completamente abarrotada de público desde la Alameda hasta Rosario. Nunca hasta ahora se han calculado su impacto, su repercusión económica, el retorno de la inversión o si lo que se hace tiene un efecto llamada para atraer al público de las localidades vecinas, a los turistas que llenan los hoteles que no tenemos en San Fernando o, cuando menos, para promocionar la marca de La Isla. En general, basta con ver bares y terrazas llenas para felicitarse por el logro nuevamente conseguido con la velada. Y eso, no cabe duda, volvió a ocurrir el pasado viernes en el que la Noche Blanca, avivada por las altas temperaturas, animó a cientos de vecinos a echarse a la calle para dar la bienvenida al mes de agosto y disfrutar del primer fin de semana del mes vacacional por excelencia. 

La Noche Blanca, que en La Isla se entiende principalmente a base de música en directo en distintos escenarios del centro aderezada con alguna que otra actividad, mostró así su mejor cara: la multitudinaria. Y eso que el programa, en comparación con el cartel de anteriores ediciones, pecaba de modesto. El formato se ha consolidado en estas nueve ediciones, pero también ha sacrificado la frescura y originalidad y ese guiño de vanguardia que tenía en sus primeros años vida. Las propuestas prácticamente se mantienen inalterables verano tras verano, ciñéndose a lo que tiene éxito garantizado sin arriesgar demasiado.

La gente, en todo caso, respalda en masa la cita mientras pasea de un extremo a ostro de los límites del centro. Es un hecho. Y, ciertamente, las calles Real, Rosario y San Rafael motraron un aspecto envidiable en estas horas de la noche que, entre otros, se animaron con la música de Maita Vende Ca en la Alameda, Mastretta en la plaza del Rey o La Canalla en la plaza de la Iglesia. También el comercio -a través de la Asociación de Comerciantes de San Fernando (Acosafe)- volvió a participar activamente en esta Noche Blanca animando las calles con actuaciones a pie de calle y desfiles de moda. La nota más exótica la pusieron las exhibiciones de tatuajes en directo, que convirtieron el vestibulo del centro de congresos en un continuo ir y venir de curiosos, o de pilates en la calle Real. 

El Teatro de las Cortes interrumpió su paréntesis estival para levantar el telón con la música de cine y el concierto que ofreció The Playbiller Orchestra, una de las grandes citas de la velada. Y los museos mantuvieron sus puertas abiertas hasta altas horas. El Museo Naval de Capitanía, era de esperar, exhibió orgulloso un animado ambiente a estas horas de la noche consolidándose como una de las referencias culturales de la ciudad. 

Así vivió La Isla una nueva Noche Blanca que adentró a la ciudad en el corazón del verano. 

El gobierno aplaude el éxito de la velada 

La alcaldesa, Patricia Cavada, y el primer teniente de alcaldesa y delegado general del área municipal de Promoción de la Ciudad, Fran Romero, han realizado hoy balance de la novena edición de la noche Blanca Isleña, organizada por la delegación municipal de Cultura en colaboración con la Asociación de Comerciantes de San Fernando (ACOSAFE) y que se celebró anoche en la ciudad. Romero ha subrayado el atractivo y la buena acogida del programa de actividades de esta edición, que reunió más de una veintena de propuestas gratuitas en las que hubo lugar para la música en directo, la moda, el arte, las exhibiciones y las visitas organizadas a diversos espacios municipales de la ciudad.

Entre las actividades más exitosas el delegado destaca el concierto de Maita Vende Ca en la alameda Moreno de Guerra y el concierto de bandas sonoras que The Playbiller Orchestra, dirigida por Enrique Bustos, ofreció en un Real Teatro de las Cortes, que registró aforo completo. También -relata el equipo de gobierno- gozaron de buena acogida las actuaciones musicales planteadas para espacios como la Plaza del Rey, con Mastretta y Monkey Python, y la Plaza de la Iglesia, con La Canalla; así como la música en directo y los pases de moda ofrecidos por Acosafe en algunas de las principales vías comerciales de la ciudad.

Por otro lado, Romero valora el esfuerzo realizado por la delegación municipal de Cultura para seguir innovando con respecto a este evento y plantear cada año nuevas propuestas que se sumen a la Noche Blanca para hacerla crecer. Como ejemplo, el delegado subraya el éxito de una actividad que se ha incorporado este año a la programación: la exhibición de tatuadores realizada en el recibidor del centro de congresos y exposiciones. Una muestra en la que participaron tres locales regentados por jóvenes isleños: M87, Sugar Tattoo y Trazopía.

"Nuestra Noche Blanca cumple nueve años llenando calles y abarrotando terrazas. No hay mejor indicador que este para comprobar que el primer vienes de agosto se ha consolidado como la velada lúdico cultural más importante del verano isleño. Se ha convertido en una noche que a los isleños nos invita a salir a la calle a disfrutar, en familia y con los amigos, de un intenso programa de actividades y que a los turistas les ofrece motivos de peso para visitar San Fernando. La Noche Blanca de la Ciudad es un muy buen ejemplo de como se puede generar empleo, oportunidades, turismo y actividad desde la cultura. Esa es la constante que define a esta cita desde su inicio y la que nos lleva a esforzarnos por plantear actividades gratuitas, con la colaboración de nuestros comerciantes que hagan de nuestro casco histórico un gran centro cultural y comercial abierto. Sin duda, y a la vista de los resultados, el esfuerzo vale la pena, indica el primer teniente de alcaldesa.

La alcaldesa, Patricia Cavada, ha expresado su satisfacción al considerar que la Noche Blanca de San Fernando se ha convertido en todo un referente en el marco de la Bahía de Cádiz "como así está sucediendo con otras iniciativas que lleva a cabo el Ayuntamiento de la ciudad", recordando eventos como la noche de Halloween o las actividades en fechas como las navideñas. "Son propuestas que vienen a contribuir a que en San Fernando siempre se produzcan actividades de ocio y disfrute y con ello se apueste por la dinamización económica, provocando sinergias con la hostelería y el comercio". La regidora ha valorado el trabajo coordinado de las concejalías municipales a la hora de trabajar por la ciudad en eventos de esta índole y del personal municipal, agradeciendo además la colaboración de los comerciantes asociados y de los colectivos y empresa participantes en la Noche Blanca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios