Inversiones

La renovación del alcantarillado de la barriada Bazán de San Fernando comenzará en unas semanas tras la firma del acta de replanteo

  • Este último paso administrativo está fijado para el próximo lunes

La barriada Bazán, en una imagen de archivo. La barriada Bazán, en una imagen de archivo.

La barriada Bazán, en una imagen de archivo. / Román Ríos

Las obras para la remodelación de la red de saneamiento y la red de abastecimiento de agua de la barriada Bazán en San Fernando comenzarán en breve. El acta de replanteo, el último paso administrativo pendiente, se firmará el próximo lunes por lo que los trabajos podrían iniciarse en dos semanas.

La primera fase de este proyecto históricamente demandado se centrará en la construcción de una nueva estación de bombeo de aguas pluviales y la instalación de un colector de impulsión por la carretera de La Carraca, con una inversión de 1,1 millones y un plazo de ejecución de 11 meses.

La alcaldesa, Patricia Cavada, ha expresado su satisfacción ante el inminente inicio de estos trabajos que son prioritarios para la ciudad y que ponen en marcha el Ayuntamiento e Hidralia, la empresa concesionaria del servicio de agua potable y alcantarillado en San Fernando, para dar respuesta a una reivindicación histórica de la barriada, que ya han sido informados de la buena noticia.

La nueva estación de bombeo permitirá canalizar todas las aguas residuales de la zona hasta la estación de la Venta de Vargas y, desde allí, hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR). La actuación incluye ahora la instalación de un colector de impulsión por la carretera de La Carraca.

Una vez ejecutado será el momento de realizar otra fase con el desvío del colector principal de alcantarillado procedente de la población Naval San Carlos hasta conectar con la nueva estación de bombeo y con el aliviadero de pluviales hasta la Aguada San Juan. Finalmente, ya en una tercera fase la renovación de las redes de alcantarillado de toda la barriada, completando la red de pluviales existente, tanto en las calles como en el interior de los patios de Bazán.

La intervención no solo supondrá renovar la red local de aguas residuales y aguas pluviales, sino también cambiar la red de abastecimiento de agua potable, instalar una nueva red de alumbrado público con la sustitución de canalizaciones y cableado, acomodar una nueva red de telecomunicaciones mediante conductos para futuras instalaciones y crear una nueva red de baja tensión eléctrica. A eso se suma la urbanización de la zona con nueva pavimentación de aceras y calzadas; nueva señalización horizontal y vertical y nuevo mobiliario urbano. Para ello la inversión superará los 5 millones de euros.

Para la planificación de estos trabajos, el Ayuntamiento e Hidralia han mantenido previamente reuniones con distintas entidades, colegios, administraciones y empresas de la zona e instituciones (como Navantia o la Armada) para explicarles la actuación. De hecho, los colectivos afectados por los trabajos han podido conocer de primera mano el avance del proceso y la planificación para que afecte lo menos posible al tránsito de vehículos.

Para esta primera fase, eso sí, no será necesario un dispositivo de tráfico específico al no suponer una incidencia directa a la circulación, que sí se verá afectada en las etapas posteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios