San Fernando

Dos personas detenidas por robo de cable en la zona de La Ardila

Dos personas han sido detenidas por su presunta vinculación con el robo de cableado del alumbrado eléctrico, un problema que trae de cabeza al Ayuntamiento desde hace más de un año y que recientemente -a raíz de nuevos hurtos cometidos en la ciudad, como el que se llevó a cabo hace unos días en la avenida Duque de Arcos- ha cobrado un nuevo protagonismo.

Precisamente, fue en la zona de La Ardila donde los agentes de la Policía Local interceptaron a los dos personas que, presuntamente, estaban llevándose el cable de cobre procedente del alumbrado público.

Los hechos, según informa el Ayuntamiento isleño, ocurrieron en la calle Antonio de la Cruz y su entorno, en La Ardila. La Policía Local, a través de la sala del 092, fue alertada por un vecino que afirmaba estar viendo a dos personas con actitud sospechosa entre dos vehículos. Una vez que los agentes de la Policía Local isleña se personaron en el lugar corroboraron lo denunciado por los vecinos y observaron cómo ambos individuos, al percatarse de la presencia policial, emprendieron la huida a la carrera arrojando uno de ellos un objeto que portaba en sus manos al suelo. Finalmente, los agentes actuantes lograron dar el alto a estas dos personas a los pocos metros sin perderlos de vista en ningún instante.

Uno de los policías reconoció a uno de los individuos como delincuente habitual. Tras un reconocimiento del entorno, la Policía Local constató una tapa de registro de tendido eléctrico abierta y violentada con un rollo de cable de cobre fuera. En total se hallaron en el entorno cuatro tapas de registro abiertas de forma violenta, en dos de ellas con el cable cortado y en las otras dos sendos amasijos de cable enrollado con indicios de haber sido sacado a la fuerza. Por todo ello y tras explicárseles a los dos sospechosos los hechos que se les imputan fueron arrestados. Las dos personas responden a las iniciales de F.J.G.L. y J.R.O.

También ayer fue denunciado el robo a un nuevo comercio del centro que había sido perpetrado durante la madrugada. Se trata de una céntrica peluquería ubicada en la calle General Serrano. La cerradura de la puerta había sido forzada y el contenido de la caja registradora -en torno a unos 60 euros de cambio- había sido sustraído.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios