San Fernando

El movimiento vecinal estrena local para el reparto de alimentos

  • En el pleno municipal de mayo se aprobó la cesión de este nuevo espacio para esta actividad solidaria

  • La Federación espera que tras el verano puedan acondicionarlo para almacenar también fruta y verdura fresca

Luis Campos, coordinador del banco de alimentos, y el presidente de la federación de vecinos, Antonio Romero, en el nuevo local que ha cedido el Ayuntamiento. Luis Campos, coordinador del banco de alimentos, y el presidente de la federación de vecinos, Antonio Romero, en el nuevo local que ha cedido el Ayuntamiento.

Luis Campos, coordinador del banco de alimentos, y el presidente de la federación de vecinos, Antonio Romero, en el nuevo local que ha cedido el Ayuntamiento. / román ríos

Ya es una realidad, la nueva sede del Banco de Alimentos de Cádiz que gestiona la Federación de Asociaciones de Vecinos Isla de León ya ha comenzado a funcionar. "Estamos muy agradecidos a la asociación de vecinos de San Quintín por habernos dejado un local durante todo este tiempo pero la nueva sede permite desarrollar mejor nuestra labor", explicaba el vicepresidente de la Federación y responsable de la coordinación del proyecto Luis Campos.

El local pasó a manos de la Federación pocos días después de que su petición fuese aprobada en el pleno municipal del pasado 25 de mayo. Desde entonces se han llevado a cabo las labores de acondicionamiento de las instalaciones para su nueva función. "Estamos esperando además a ver si conseguimos que nos cedan unos frigoríficos para poder repartir también fruta y verdura", explica Campos, que espera que esta donación se produzca durante el mes de septiembre tras las diferentes reuniones que han tenido con los responsables de una conocida firma.

A partir de septiembre comenzarán los trámites para incluir a diez familias másCualquier aportación o donación se recibe por la Federación con los brazos abiertos

El nuevo local cuenta con una superficie de 112 metros cuadrados desde el que atenderán a las 80 familias que mensualmente acuden a su puerta en busca de alimentos, lo que supone que cerca de 350 isleños se alimentan gracias a este servicio y de los cuales cerca de 40 son niños. "Es importante aclarar que los alimentos no se los damos a cualquiera", destaca Luis al hablar de la documentación que precisan las familias para poder ser beneficiarias del Banco de Alimentos de Cádiz. Son varias las circunstancias que necesitan acreditar aquellos interesados en recibir la ayuda del Banco de Alimentos de Cádiz tales como acreditar el encontrarse en situación de desempleo y no percibir ningún tipo de subsidio económico, entre otros requisitos.

Ahora la Federación ha recibido también la autorización para ampliar el número de familias a las que pueden atender, lo que viene a ampliar aún más su campo de trabajo. A partir de septiembre comenzarán los trámites para que 10 familias más de La Isla se conviertan en beneficiaria de esta acción solidaria sin precedentes en el movimiento vecinal.

Con el nuevo local no hay no hay inconvenientes, no hay problemas de espacio para poder atender a los nuevos usuarios. Las paredes cubiertas de estanterías y los palés en el centro de la habitación son testigos de los casi 10.000 kilos de alimentos que cada tres meses les hace llegar el Banco de Alimentos de Cádiz y que ellos han de gestionar y racionalizar para que los víveres puedan llegar de forma regular a esas 80 casas isleñas.

El reparto mensual de alimentos por parte de Federación comenzó hace poco más de dos años. Hasta aquel momento se habían realizado acciones de forma puntual y de hecho comenzó realizándose un reparto trimestral que desde hace un año se transformó en mensual para poder hacer frente a las necesidades de los vecinos.

El Banco de Alimentos de Cádiz no es el único colaborador del que la Federación recibe los víveres que sus voluntarios reparten. Las diferentes unidades militares que se asientan en la localidad pertenecientes tanto al Ejército de Tierra como al Tercio de la Armada realizan donaciones de manera habitual a la Federación con las que completan las cajas de víveres que reparten. "Estamos muy agradecidos con las donaciones porque nos permiten completar las raciones" reconoce el responsable de esta acción solidaria.

Cada una de las 80 familias reciben víveres en función del número de miembros que habitan en cada casa aunque la media ronda los 40 kilos de alimentos por familia algunos siempre tienen una mayor demanda como el aceite. "Además estas colaboraciones nos permiten tener detalles como chocolate para los niños", explica Campos. "Yo cuando soy más feliz es cuando tengo café, azúcar y aceite", sonríe mientras recorre las estanterías donde se almacenan los víveres que repartirán a final de mes.

Las labores de reparto la llevan a cabo cerca de 10 voluntarios de la Federación que durante dos días al mes llevan a cabo su labor, desde el mes pasado en el nuevo local. "Aceptamos cualquier colaboración con los brazos abiertos aunque de momento el cambio de local no nos ha supuesto quedarnos cortos con los voluntarios que tenemos", reconoce Campos que todo son palabras de agradecimiento para aquellos que han hecho posible que la Federación continúe con esta labor social. Cualquier aportación o donación se recibe por la Federación con los brazos abiertos y las palabras de agradecimiento no cesan. Todo para poder dar la cara más solidaria de una Federación al servicio de sus vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios