San Fernando

Una farmacia con sello propio

  • Con más de 50 años de historia, la farmacia Rodríguez Prada se convierte en la primera de la provincia en recibir la acreditación de calidad de la Consejería

La farmacia isleña Rodríguez Prada -ubicada en la calle Montañeses de La Isla, junto al centro de salud Cayetano Roldán- se ha convertido en la primera oficina de la provincia de Cádiz que ha recibido la acreditación de calidad que concede la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales a través de la Agencia de Calidad Sanitaria Andaluza (ACSA).

Con 52 años de historia -y 43 en su emplazamiento actual- este conocido establecimiento isleño ha conseguido superar con éxito el proceso de certificación que se puso en marcha con el Programa de Acreditación de Oficinas de Farmacia en el año 2007. Es, además, la primera farmacia de Cádiz que lo ha conseguido. Cumple con un 76,12% de los estándares establecidos en el programa y destaca -tal y como ayer advirtieron fuentes de la Consejería de Salud- por iniciativas relacionadas con la seguridad del paciente, como la creación de un mecanismo para evitar posibles efectos adversos relacionados con la dispensación de la medicación a través de avisos en las pantallas o por la creación de un procedimiento para garantizar la identificación inequívoca de los pacientes-usuarios.

"Hay muchas acreditaciones de calidad, pero ninguna tan completa como ésta", explicaba ayer una de las titulares de la farmacia, Concha Rodríguez, que junto a su hermana Reyes lleva el negocio que heredaron de su padre. De hecho, en Andalucía solo existe una treintena de farmacias que cuente con esta distinción. La certificación de calidad -que solicitaron en 2010- supone un logro por muchas y variadas razones pero sobre todo por una: porque el programa tiene muy en cuenta a los usuarios. Es fundamental para ellas.

Salud destaca igualmente este aspecto, al advertir que los clientes -los usuarios- constituyen un elemento clave de trabajo en esta oficina de trabajo, "realizando mensualmente un análisis de las encuestas e implementando mejoras en función de los resultados". También se alude al uso de las nuevas tecnologías como canales de comunicación para facilitar la información a los ciudadanos.

Esta acreditación de la ACSA avala, en definitiva, la prestación de una atención farmacéutica de calidad. "Hoy día se acreditan hospitales y centros de atención primaria para validar la calidad de los servicios. Y nosotros, como farmacias, formamos también parte del sistema al ser los responsables de dispensar la medicación de los pacientes y de que sepan cómo deben tomarla. De ahí que queramos hacerlo en las mejores condiciones", explica Concha Rodríguez.

Precisamente, esa orientación a los usuarios es otra de las cuestiones que subraya Salud a la hora de otorgar esta acreditación de calidad. En este caso, además, se ha tenido en cuenta la colaboración activa del establecimiento de Montañeses de la Isla con la Unidad de Gestión Clínica de Atención Primaria de Cayetano Roldán para aplicar medidas que favorecen "la adherencia al tratamiento en pacientes polimedicados a través de los sistemas personalizados de dosificación (SPD)". Igualmente se alude a la definición de un modelo de comunicación con los centros sanitarios de referencia.

El proceso, explica una de las titulares de la farmacia, ha durado unos dos años y ha sido arduo porque implica también la elaboración, puesta en marcha y supervisión de un protocolo de trabajo. "Aquí trabajan once personas (además de las dos titulares) y ese protocolo implica que siempre se trabaja igual y que al cliente, te atienda quien sea, siempre va a recibir la misma atención".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios